SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 10 de febrero de 2019.- Este sábado un grupo de más de 15 personas participaron en el recorrido del templo de San Francisco de Asís, vestigio barroco de 426 años de antigüedad y de los más importantes de la capital potosina, artística e históricamente. Con música de ambientación las personas escucharon la explicación del historiador que hizo místico el recorrido.

Con el objetivo de que el público conozca como fue el desarrollo del templo y algunos de sus espacios, cuya iglesia esta fue dedicada al emblemático personaje, santo patrono de los animales, veterinarios y de ecologistas.

El recorrido inició en las puertas del templo, donde se explicó que en su momento existieron 14 retablos de madera sobredorada, en los que se colocaron pinturas que describían la vida de San Francisco de Asís, realizadas por el maestro Antonio de Torres, artista novohispano que pintó para los franciscanos potosinos de 1719 a 1722.

En los tres retablos de medianas dimensiones solo quedan las pinturas: ánimas de Santa Rosalía y de San Salvador de Orta. Entre otras curiosidades que los visitantes conocieron fue que el templo aún conserva una excelente sillería y un auténtico órgano tubular del estilo barroco, en la actualidad el más antiguo de la ciudad, cuyo estilo comprendió parte del siglo XVII y mediados del XVIII.

El templo ha sufrido muchas modificaciones al pasar de los años, sin contar los daños que las mismas personas han hecho al intentar robar parte de los retablos de madera que contienen una capa delgada de oro, los frailes guardianes del templo los han mantenido y junto con el jardín y el callejón es un punto popular para visitar por turistas locales, nacionales e internacionales.