SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 11 de febrero de 2019.- Como parte de las acciones de inclusión y de fomento del respeto a la accesibilidad en la ciudad, la Dirección General de Seguridad Pública Municipal –DGSPM-, mantiene la vigilancia para garantizar el libre de paso en rampas en la vía pública de personas que debido a la alguna discapacidad motriz utiliza alguna silla de ruedas o algún otro aparato especializado.

Asimismo, el titular de la Policía Vial, Filemón Juárez Santana detalló que se continúa con la aplicación de multas a conductores que no respetan y precisamente se estacionan u obstaculizan las rampas de acceso y descenso para este sector de la población.

Tan sólo en promedio por día, oficiales municipales pueden levantar hasta una veintena de sanciones por dicha falta en distintos puntos de la ciudad, aunque se acentúa en la zona centro, por ello, la trascendencia de atender las indicaciones del Reglamento de Tránsito.

Insistió en que la reincidencia en el primer cuadro de la capital potosina es de hasta tres o cuatro veces en un solo día y por parte del mismo vehículo, “porque se hace un trámite y se estaciona mal y si se debe mover otra vez para otro asunto y luego de desplazarse, una vez más obstaculiza una rampa y eso no debería de darse”.

Esta infracción tiene un costo aproximado de 6 mil pesos y por ley, no aplica descuento alguno, “y a pesar de ello, son de las más comunes. De ahí la importancia de que quienes conducen un automóvil tomen conciencia para no causarle un daño a una persona que debe ocupar este tipo de infraestructura”.

Juárez Santana insistió en que se continuará con el fomento del respeto a los lineamientos viales, así como de una cultura vial, “pero también se mantendrá la aplicación de las respectivas multas a quienes sean reincidentes y pongan en riesgo a las personas que necesitan el uso de las rampas, pero no las pueden utilizar de manera correcta por estar bloqueadas”.