La Secretaría de Salud de Gobierno del Estado, a través de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), realiza de manera permanente y durante todo el año, la vigilancia y el control sanitario de aquellos establecimientos que ofertan servicios para la reducción y control de peso, mejora estética, servicios de embellecimiento, así como unidades donde se realicen actos quirúrgicos de cirugía plástica estética y reconstructiva.

Lo anterior lo dio a conocer el comisionado Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios, Dr. Carlos Alberto Aguilar Acosta, quien además explicó que la vigilancia sanitaria que se realiza en estas unidades, tiene como objetivo prevenir los riesgos a la salud ocasionados por el incumplimiento de los requisitos legales, técnicos y éticos en la prestación del servicio de atención médica, así como el equipamiento e infraestructura del establecimiento.

“De enero a la fecha se han realizado 33 visitas de verificación y control sanitario, de las cuales se aplicaron siete medidas de seguridad por incumplimiento a la Normatividad Sanitaria Vigente”, precisó el titular de la COEPRIS.

 La vigilancia se basa en verificar que el establecimiento cuente con las autorizaciones sanitarias, que son unas licencias que amparan y avalan las actividades realizadas y ofertadas; “supervisamos además que el personal cuente con el perfil, profesionalización y/o formación requerida para la actividad que desarrollan y que se cuente con la infraestructura y equipamiento mínimo requerido para la atención médica, teniendo como base para ello la Norma Oficial Mexicana  NOM-008-SSA3-2017, relativa al tratamiento integral del sobrepeso y la obesidad”, indicó el Dr. Aguilar.