SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 10 de enero de 2019.- La arquidiócesis de la entidad aplaude que desde la presidencia de la República se haya tomado la decisión de combatir frontalmente el delito de robo de combustible a nivel nacional.

Sin embargo, el vocero de la iglesia católica en San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera, consideró que no basta frenar el llamado huachicoleo sin que haya castigo ejemplar para los cabecillas de las organizaciones que se dedican a este delito, particularmente en un contexto de repercusiones por el cierre de los ductos de Pemex, que ha provocado escasez de gasolina en 10 estados del país.

«Vemos con buenos ojos que se haya puesto atención a este problema porque el gobierno anterior no lo hizo como si no hubiera sido digno de hacerlo; ahora se habla de huachicoleo, se habla de corrupción al interior de la institución Pemex, pero no se ve que se vaya a castigar a nadie, entonces queremos que haya ejemplaridad en los castigos a quienes hacen esto», exigió Priego Rivera.

De igual modo, el presbítero señaló que las consecuencias legales que deriven del delito del huachicoleo no deben ir únicamente sobre quienes roban el combustible, sino también de las personas e incluso empresas que adquieren los hidrocarburos de origen ilícito.

Finalmente, el vocero de la iglesia destacó que el Estado Mexicano debe garantizar una distribución eficiente de los combustibles.

«Esperamos que el remedio no salga más caro que la enfermedad, porque si vamos a regresar al sistema de distribución por pipas creo que se va a entorpecer mucho y México ya no vive al ritmo de hace 20 años», advirtió el padre.