Hoy por fin podrá conocerse más en detalle el despliegue de la Guardia Nacional en las entidades federativas, ya que los gobernadores fueron convocados a reunión con los Secretarios de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Defensa Nacional, Marina y el comandante de la propia GN.

El anuncio corrió a cargo del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que este martes dará a conocer a la prensa –en su conferencia mañanera-, toda la información que sea entregada a los mandatarios.

En el caso de San Luis Potosí, la presencia de la GN no se ha notado mucho y tampoco se conoce de alguna detención relevante, quizá porque el Gobierno del Estado no ha firmado el convenio necesario para darle mayor legalidad a su presencia por estos lares.

Como sea, sí llegó, pero la incertidumbre estriba en el territorio que cubre y su número de elementos, en medio de una cruenta batalla a nivel de campo por parte de grupos del crimen organizado y un asesinato internacional: el de DJ Perplex, el cual afirma el fiscal general Federico Garza Herrera, tener resuelto.

Bueno, eso dice.


Donde hay un problema de gobernabilidad muy focalizado, es en Ciudad Valles, donde se hizo costumbre el despliegue de las llamadas narcomantas y el cumplimiento de amenazas entre presuntos miembros de la delincuencia organizada.

Llama la atención que no haya un trabajo de inteligencia de las corporaciones a las que compete resolver la situación, toda vez que los anuncios de ejecuciones se dan a través de las redes sociales con tiempo de anticipación y no hacen nada.

Así ocurrió con el reciente homicidio del dueño de un bar en pleno bulevar México-Laredo, la principal vía del municipio huasteco, a quien se la sentenciaron por Facebook y se la cumplieron.

En las mantas hay nombres y apodos de los que siguen en la lista de calaveras, ¿será la información que el secretario de Seguridad Pública, Jaime Pineda Arteaga, le oculta al Gobernador?, porque está a la vista de todos.

A quien le llovió en serio, fue al diputado panista Rolando Lara Herverth, quien sueña con la reelección en 2021 o “algún otro cargo”, el problema es que ni siquiera sus compañeros de bancada votarán por él.

Y es que como representante del blanquiazul en la Jucopo, supo de los aviadores que hay en el Congreso, los sueldazos para asesores, etc., pero no les dice nada y la que se fajó en días recientes fue la presidenta de la mesa directiva Sonia Mendoza Díaz, quien le exigió explicaciones contundentes.

El reproche estuvo fuerte, dicen, porque el huasteco se hace de la vista gorda.

Por lo pronto y nada más para pasar el susto, Rolando Lara se tomó unas vacaciones, pero amenaza con volver esta misma semana.