Los que brincan de gusto porque por fin les aumentarán el sueldo, son los diputados locales, ya que el presupuesto federal contiene el nuevo ingreso del presidente Andrés Manuel López Obrador, el cual pasará de 108 mil pesos mensuales a 111 mil pesos y, por ende, los 27 que interactúan en el Congreso del Estado se verán beneficiados.

Con eso que la Constitución Mexicana impide que ningún servidor público o representante popular electo perciba más dinero que el mandatario nacional, los legisladores potosinos se vieron obligados, este año, a cobrar menos y su dieta mensual quedó en 104 mil 500 pesos.

Pero, con el 3 por ciento de inflación considerada para cada año, AMLO tendrá un mejor ingreso y por ende, toda la clase política del país.

Eso sí, a López Obrador nadie le escatima sus ingresos, porque trabaja diario -aunque algunos resultados, cabe decirlo, no se le den-, pero en el caso de los legisladores, están muy lejos de desquitarlos, tan es así, que apenas el viernes y sábado regresarán de sus largas vacaciones para sesionar de manera extraordinaria.

A pesar de los pesares y a diferencia de otras encuestas que lo colocan en lo más bajo, el gobernador Juan Manuel Carreras López logró reponerse y aparece a media tabla en cuanto a popularidad, atributos y comunicación, amén de no estar tan tirado a la calle con respecto al presidente López Obrador.

Esto, según los resultados de Campaigns and Elections, que lo colocó en esa posición en su Segundo Ranking de Gobernadores.

El titular del Ejecutivo potosino aparece en el sitio 20 de 32 gobernadores en el país y su desempeño subió, según C&E.

Es cierto que en comparación al tabasqueño tiene 23 puntos menos, pero es que casi todos los gobernadores están igual, salvo los panistas Francisco Domínguez Servién en Querétaro y Mauricio Vila Dosal de Yucatán, que son más populares que AMLO en sus respectivos estados. El peor es el también blanquiazul Francisco Vega De Lamadrid, de Baja California, con 52 puntos de desventaja, por lo que Carreras puede dormir tranquilo.

En materia de seguridad, aunque estos días no lo parezca, la situación en San Luis Potosí sigue candente y ya trascendió fronteras.

Resulta que según notas internacionales, presuntos sicarios de un cartel ejecutaron a un rival en esta entidad y todo quedó registrado en un video de larga duración, nada menos que 2:20 minutos.

Pero lo peor no es eso –con lo lamentable que es matar a un ser humano- sino que la víctima, antes de dejar de existir, revela que mandos de las policías estatal, municipal y ministerial, dan protección a células delictivas que operan en este estado.

A ver si el fiscal general Federico Garza Herrera no dice que esos videos tampoco son de su incumbencia, ya ven que se desmarcó de las narcomantas porque los mensajes ahí contenidos “son del orden federal”… nada más que ahora sí acusan, aunque sin dar nombres, a sus elementos.