SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 21 de julio 2020.- Empresas de la Zona Industrial continúan presentando casos positivos y confirmados de Covid 19 y aunque los protocolos indican lo contrario, prefieren no reportarlos al Sector Salud para evitar repercusiones como el cierre o reducción de sus actividades, de acuerdo con denuncias al interior de este sector productivo.

Las instrucciones marcan que las empresas deben reportar todos los casos a las instancias correspondientes y de inmediato localizar a las personas con las que el infectado tuvo contacto para realizarles la prueba y determinar si fueron contagiadas.

Sin embargo, reportes de trabajadores de industrias manufactureras, específicamente del área de enfermería, indicaron a Quadratín San Luis que tanto los supervisores y jefes de las plantas, así como patrones de empresas outsourcing que laboran en el servicio médico, han preferido no dar a conocer los casos ni llamar a la línea sanitaria por temor a ser suspendidos.

«Hemos tenido varios casos de Covid, pero los jefes no quieren reportarlos ni pedir las pruebas para nosotros que somos quienes tenemos contacto directo con ellos, tanto en los filtros como al momento en que presentan síntomas y los revisamos”, explicó una de las fuentes en poder de Quadratín.

Añadieron que tienen la opción de mandar a los contagiados al Seguro Social con el reporte de Covid, “pero no quieren porque entonces hay la posibilidad de que les pidan parar el trabajo en la planta».

Son varias las empresas que han tenido estas situaciones y por su parte la Secretaría de Salud ni el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) han recibido notificaciones. En mayo -inclusive- se presentó una defunción confirmada de Covid 19, y al cuestionar al respecto a la secretaria Mónica Liliana Rangel Martínez, respondió que era competencia del IMSS, pero nunca se realizó una investigación y los empleados tampoco solicitados para la prueba correspondiente.

Según expusieron empleados del servicio médico de las empresas, lo único que comentan los jefes de las distintas áreas que tuvieron contacto con quienes han resultado contagiados, es que ellos acudan por su cuenta a realizarse las pruebas -ya sea molecular o reactiva-, pero que no reporten nada hacia la empresa para que no se suspendan las actividades.