ÉBANO, SLP., 8 de noviembre de 2019.- Causando un daño patrimonial al municipio, un exempleado del exalcalde Alejandro Nápoles Elizarrarás, el cual solo trabajó 30 días en el municipio, ganó un laudo por dos millones 754 mil pesos, informó la actual administración.

“Esto viene a afectar las finanzas públicas, causando que apoyos sociales no se puedan entregar en este cierre de año”, denunció a través de un comunicado.

Al respecto, el titular del área jurídica del ayuntamiento, Abraham de la Huerta Cobos comentó que se trata de José Ángel Ramos Castillo, quien tiene la demanda en el expediente laboral 411/2006. Esta persona fue contratada por el ex presidente municipal Alejandro Nápoles en 2006 y se le asignó el puesto de gestor en la ciudad de San Luis Potosí.

Añadió que a 30 días de haberlo contratado, Nápoles dejó de pagarle y se negó al diálogo, por lo que Ramos Castillo interpuso una demanda solicitando una indemnización por 34 mil pesos, por lo que pasó de una liquidación a un laudo laboral que a la fecha requiere y embarga la cantidad señalada.

Las cuentas embargadas al ayuntamiento fueron los recursos fiscales y de participación federal del ramo 28 por un millón 322 mil 222 pesos, además de la cuenta de fondo de fortalecimiento de los municipios (ramo 33) por dos millones 585 mil 270 pesos.

Con estas cuentas se paga la nómina de todos los trabajadores del municipio que peligran de no cobrar esta quincena, además que ahí también se destina el recurso de apoyos sociales como gastos funerarios, medicamentos, traslados, apoyos deportivos, pago a contratistas, entre otros.

El departamento jurídico ya interpuso un amparo, por lo que ahora habrá que esperar al día martes para que decidan legalmente lo que sucederá con este embargo que golpea las finanzas municipales y afecta a todos y cada uno de los habitantes del municipio de Ébano, “por una negligencia del exalcalde Alejandro Nápoles Elizarrarás y un abuso del extrabajador José Ángel Ramos Castillo”, señaló el gobierno del panista Crispín Ordaz Trujillo.

Cabe hacer mención que desde hace varios años José Ángel Ramos Castillo es funcionario federal ya que trabaja para el Infonavit en la capital del estado, por lo que “es una burla que un funcionario federal embargue al municipio, cuando solo trabajó un mes”, finalizó.