SAN LUIS POTOSÍ, 29 de noviembre 2020.- Desde iniciados los 60’s, se etiquetó al rock anglo un sentimiento de culpa aderezado con poses machistas: ¿Por qué no había mujeres en un género que parece estar dominado por figuras masculinas? Quienes se han molestado en analizar fríamente las causas, cayeron en la cuenta de que todo era cuestión de mercadotecnia: el segmento femenino no era muy fan para adquirir discos de hard rock, ni a asistir a los conciertos tanto como los hombres, salvo por las groupies, aquellas chicas que se acostaban con sus ídolos como parte del free love que imperaba en aquellos años.

Dentro de la explosión glam-rock en la Gran Bretaña de los primeros años 70’s, una figura rock femenina pudo competir en cuanto a actitud teatral, intensa, y llamativa. Enfundada en brillantes trajes de cuero negro, la estadounidense Suzi Quatro consiguió destacar en un sector artístico predominantemente masculino, y fue clara precursora de los sonidos y formas escénicas.

Susan Kay «Suzi» Quatro, es una cantautora, bajista, poetisa, presentadora de radio y actriz estadounidense-británica, la primera mujer bajista que se convirtió en una estrella de rock importante, lo que rompió una barrera para que las mujeres participaran en el rock. Siendo un referente para el resto de las mujeres que buscaban tomar su papel dentro de la escena musical. Con 1.52 metros de altura y un bajo casi de su tamaño, Suzi se dio a conocer en la escena del rock ‘n’ roll y fue también de las primeras mujeres en usar un jumpsuit totalmente de cuero y subir así a los escenarios, desbordando una sensualidad rebelde, ruda y sexy.

Suzi nació el 3 de junio del año 1950 en la ciudad de Detroit en el seno de una familia muy aficionada a la música, su padre lideraba una banda local de jazz en la que la propia Suzie desde niña tocaba los bongos. A mediados de los años 60, Suzie se unió para ocuparse del bajo y la voz al grupo The Pleasure Seekers, en el que se encontraban sus hermanas Patti y Arlene. Con The Pleasure Seekers, un combo de garage rock totalmente femenino, grabó un par de sencillos sin demasiada fortuna e incluso fueron a apoyar con su sugestiva presencia al ejército estadounidense en plena guerra del Vietnam.

Su primer sencillo, llamado Rolling Stone, sólo triunfó en Portugal, en donde llegó al número uno en ventas. El productor musical Mickie Most quien descubrió su talento, puso en contacto entonces a Quatro con el equipo creativo de Nicky Chinn y Mike Chapman, y así su segundo sencillo Can the Can, de 1973, llegó a ser un número uno a nivel europeo y en Australia. Posteriormente llegaron tres éxitos adicionales: 48 Crash, Daytona Demon y Devil Gate Drive, todos con RAK Records. Sus primeros dos álbumes también tuvieron éxito en Europa y en Australia.

En el año 1973 publicó su primer disco grande homónimo (Suzi Quatro), en 1974 su segundo llamado Quatro y en 1975 el más que notable Your Mama Won’t Like Me, trabajos que obtuvieron una aceptable carrera comercial. Además de los sencillos compuestos por Mike Chapman y Nicky Chinn, Suzie también escribió temas (en especial destinados a rellenar los LP’s) junto a Tuckey, quien se convirtió en su primer marido.

Y ALCANZÓ LA FAMA

Curiosamente, Suzie logró la fama en su país natal en 1977 como actriz televisiva gracias a su papel de Leather Tuscadero en la comedia de situación Happy Days, consiguiendo a raíz de esta aparición en la pequeña pantalla entrar en el puesto 9 de las listas americanas con el single Sumblin’ In, cantando junto al componente de Smokie, Chris Norman.

En la década de los 80’s grabó los discos Rock Hard (1980) y Main Attraction (1982).

Más tarde publicó Oh, Suzi Q. (1991), What Goes Around: Greatest & Latest (1996) y Free The Butterfly (1999).

Suzi es una de las pioneras del garage rock e inspiró a otras mujeres a tocar rock, como a Joan Jett. El cuero se volvió su marca personal, tan emblemática en su tour Leather Forever y es su sello distintivo de imagen. “Ella fue la primera, y rompió el hielo y pateó las puertas para nosotras las chicas”, dice Cherie Currie. Mientras Alice Cooper comenta: “Si la gente la ha pasado por alto, es culpa de cada quien, muchas chicas habían intentado ser Suzi Quatro, pero cuando está en el ADN, no puedes fingirlo”.

DOCUMENTAL DE SU CARRERA

Ella es amada por muchos, y todavía sigue rockeando como en sus inicios. Pero su historia y el impacto que logró en este género fuerte nunca se había contado, y se encuentra ya en su película documental que fue lanzado en el mes de julio de este año, Suzie Q. El documental, dirigido por los australianos Liam Firmager y Tait Brady explora los 55 años de carrera.

Suzi continúa actuando en directo recordando sus tiempos de gloria con la ayuda de su segundo marido, el promotor de conciertos alemán Rainer Haas, con el que reside en Gran Bretaña, el país que le convirtió en influyente estrella del rock femenino. 

Back To The Drive (2006), In the Spotlight (2011), Quatro, Scott & Powell (2017) y No Control (2019) son sus últimos discos. Suzi Quatro estaba este año 2020 entregada en una gira de regreso de mucho éxito. Debido a la crisis sanitaria por el Covid 19 su gira también cayó como toda la industria musical. Pero Suzi sabe que algún día tendrá que retirarse.

“En los días inmediatos me llenaré de memorias sobre las cosas que quise hacer y lo que conseguí. Pero algo es cierto: no pasará día en que no le saque sonidos a la cuerda de una guitarra”.

Susy Quatro, rockera.