SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 16 de marzo de 2019.- La regidora del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el cabildo de la capital, Ana Rosa Pineda Guel aseguró que ella no reunió y encabezó a los más de 20 militantes que corrieron a huevazos al dirigente nacional del partido José Ángel Ávila, quien visitó la entidad para reunirse con dirigentes estatales.


La regidora señaló que no recibieron instrucciones de nadie para agredir a José Ángel Ávila, y que los militantes llegaron por su cuenta al saber la llegada del dirigente nacional.

Luego de la agresión en la cuenta oficial de Twitter la Coordinación Nacional de Nueva Izquierda @NvaIzq, condenó el hecho y ratificó que actuarán contra los responsables: “Condenamos enérgicamente la agresión contra Ángel Ávila dirigente nacional del PRD, por individuos que no pertenecen a nuestro partido. Tengan la seguridad de que se actuará política y legalmente».

Al cuestionarle a la regidora si ya se le notificó alguna acción derivada de sus actos, señaló que no ha habido acercamiento y que se encuentran en proceso de que la dirigencia nacional haga las investigaciones pertinentes y resuelva el caso, “yo he sido respetuosa a los estatutos de mi partido y si la invitación es que salga del partido lo respetaré”.

Al respecto Ernesto Barajas Abrego, presidente del comité municipal del PRD indicó que las libertades de expresión tienen límites, pero también dijo entender el sentir de las compañeras, por personajes que en algún momento cuando el partido los necesitaba en campañas, se fueron a otras instituciones políticas, acto mal viste al interior del partido.

“Me sumo a lo dicho por el dirigente estatal del PRD, que se investigue, no es justificable, independientemente de la situación, yo sé que la regidora estuvo presente, pero desconozco si lanzó proyectiles”.