SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 12 de julio de 2020.-Al levantarse todos los días y encender el televisor para disfrutar de la transmisión de Imagen Noticias con Francisco Zea, es un deleite admirar una belleza potosina, que, con su deslumbrante sonrisa y ese carisma tierno y coqueto, nos alegra el inicio del día por su vibrante buen humor. Me refiero a la bellísima Marlene Stahl.

A finales del 2016 comienza una etapa de vida nueva, resultado de mucho esfuerzo en el andar de su trayectoria como conductora, cantante y actriz.

“Hola David, como estás, ya tiempo sin saber de ti. ¡Uy!, déjame te platico, cuando iba en prepa hace dos mil años jajaja, bueno pues me encargaban tareas y a mí me gustaba mucho hacer videos, y en ese entonces yo los mandaba hacer con una agencia, el dueño era Rabinal Gamboa -tú lo conoces muy bien-, y un día me llama Rabinal para invitarme a un programa piloto para canal 7 San Luis, imagínate a tus 17 años que te hagan una invitación que vas a salir en la tele.

“Salí de prepa y fue muy padre, ahí se conformó el equipo con Neto Santana, Marce García y Alejandra Navarrete, yo no estuve de inicio ya que comenzaba la universidad y tuve que adecuar mis horarios porque el programa era matutino. Estuve en el programa Concepto Siete cerca de cinco años, y luego Televisa nos invita al CEA, pero mi papá no me dejó ya que estaba muy joven y tenía que estudiar. Terminó mi ciclo ya que busqué alternativas económicas, ya de vida, pero seguí trabajando en ocasiones con Rabinal”, nos compartió Marlene en entrevista exclusiva para Quadratín Espectáculos.

SU PASIÓN

Su desempeño profesional no solo ha sido en la pantalla o los escenarios, como licenciada en Ciencias de la Comunicación se ha desempeñado en trabajos de oficina en ventas, pero su pasión es la cantada y desde luego presentadora de notas y la conducción. “Emigré a la Ciudad de México en busca de lo mío, de poder proyectar lo que me gusta hacer, pero las cosas no son fáciles, así que comencé de godín en ventas tras un escritorio”.

Tras haber experimentado altos y bajos en su andar, continúa enérgica, “cuando comienzas a vivir la vida independiente, de ya no estirar la mano en casa, las cosas son distintas, dejé la música de mi bello San Luis y al llegar a la Ciudad de México, fue toda una proeza”, nos comparte la bella potosina, confirmando ese trayecto profesional de una mujer con mucha educación, principios y disciplina, demostrando que para triunfar se necesita sacrificio y muchas ganas.

“Hago lo que amo, lo que me encanta, cuando trabajas todas las noches en la música, con gente mega talentosa, te das cuenta que te falta mucho por aprender. Cuando grabé mi disco en San Luis con Salvador Velarde como productor creí saberlo todo, pero yo sólo recibía instrucciones, ya en los escenarios es el aprendizaje de verdad, yo dije es mi vida, música”, agregó.

A LA TV, SIN SABERLO

Su belleza física le abrió las puertas para trabajar en la agencia de modelos de Glenda, otra actividad que le generaba ingresos económicos, indiscutiblemente su agradable carácter es más rimbombante, es una gran mujer.

Deambulando con diversos proyectos, un amigo la inscribe sin su consentimiento a un casting para conducción de televisión, situación que la sorprendió ya que estaba entregada en sus giras con la agrupación musical con la que trabajaba.

“El canal de la ciudad me llamó, hablé con la producción y realizamos 20 capítulos de un programa de contenido de recorridos por la Ciudad de México, que se llamaba Turismo TVMX. La verdad me encantó, conocí toda la capital del país en un programa muy divertido, que a la fecha se sigue trasmitiendo en Capital 21”.

Recordó que durante esa etapa “mi compañero de conducción me dice que se va abrir un nuevo canal, ‘envía tu currículum’, pero yo estaba tan a gusto con la cantada. La tele está padre, pero ahorita no manches, mi vida es la más cómoda y feliz. Me quiso convencer y la verdad no lo mandé, pero mi amigo mandó los dos juntos, el de él y el mío y me hablaron; yo no entendía la magnitud de Imagen Televisión, no hubo como mucha fuerza, conocí a Paco Zea, hice casting, yo en el tema de las noticias no sabía nada, nunca prendía la tele para ver un noticiero, y pues me quedé en la televisora y se me acumuló el trabajo entre TVC -también me llamó un productor-, la cantada e Imagen TV”.

SU VOZ

Marlene enfermó al dañarse su voz situación que la alejó también de los escenarios musicales en la Ciudad de México, aún no ha logrado consagrar su talento musical, pero no deja de insistir y buscar la manera de lograrlo con los respectivos cuidados.

“Cantando me eché casi tres años en giras exitosas con una agrupación, entre las desveladas, llegar de trabajar a bañarte e irte temprano para la televisión, y fue en enero de este año cuando empecé a tener problemas de salud, tuve que acudir a una cirugía de fosas nasales, me salieron pólipos en las cuerdas vocales, se me inflamó la campanilla y ya no podía cantar.

“Lo que era felicidad ya era un martirio, salir de gira y pedir permiso en Imagen, las cosas ya no estaban estables, yo vivía angustiada, tomé la decisión de quedarme con mi proyecto en Imagen, es mío, soy yo, me dolió alejarme de la música otra vez, pero era un proyecto que no era mío”.

LA SONRISA

Con una voz que denotaba una satisfacción profesional, Marlene nos externó abiertamente gran parte de su vida que presentamos con mucho orgullo de nuestras páginas, una gran amiga potosina exitosa, la sonrisa de la sección de redes sociales en Imagen Televisión México.