SAN LUIS POTOSÍ, SLP, 17 de julio, 2021.- A pesar de que se promovió una reforma para la cancelación del outsourcing o empleo por subcontratación (misma que entró en vigor en abril del 2021), este sigue siendo un modo frecuente entre empresas que no han regulado la inclusión formal y entre jóvenes que, en situación de desempleo, aceptan laborar sin poder cuestionar su seguridad social.


El conflicto económico es un problema que se ha ido acrecentando en México debido a la falta de cultura financiera y empleos que proporcionen seguridad y estabilidad, sobre todo entre jóvenes de 23-37 años, opina la mercadóloga, Gloria Gaona.


Durante el confinamiento ocasionado por el Covid 19, el problema económico se disparó a nivel internacional, provocando afectaciones entre usuarios de tarjetas de crédito, dueños de micro negocios y empresas a gran escala, de acuerdo con un análisis hecho por el portal de Ciencia UNAM, de este problema ya se tenía un precedente, pero no fue sino hasta ese momento en específico en que tomó mayor relevancia.

Gloria Gaona, explicó que conocer y saber cómo utilizar nuestro dinero, tarjetas y créditos es fundamental, esto para evitar en caso de una posible tercera ola de contagios, el incremento de problemas a causa de deudas o desempleo.

En opinión de la experta en temas de consumo, lo mejor que se puede hacer para evitar un problema con créditos, tarjetas o instituciones financieras es no exceder el ingreso mensual por el gasto mensual percibido, no solicitar un crédito que supere el ingreso anual y fraccionar siempre una parte en un fondo de ahorro o de retiro, ya que, este último, es un tema de desconocimiento para muchas personas en general.