SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 6 de marzo 2021.- En San Luis Potosí, la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEEAV) apoya mediante distintos programas a 350 niños, niñas y adolescentes hijos de víctimas que perdieron la vida de manera violenta, la mayoría por hechos delictivos vinculados con el crimen organizado que opera en el estado.

De acuerdo con su reporte, 153 reciben atención directa de esta dependencia, 123 reciben la beca Benito Juárez y 74 son beneficiarios de la gestión del Seguro para Jefas de Familia, mientras que, 117 familias también son apoyadas con distintos programas que gestiona Ceeav, 22 reciben despensas del DIF municipal, 47 son apoyadas en hospitales generales y del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), 15 reciben apoyo en temas de discapacidad, sillas de ruedas y lentes y 33 son gestionadas con apoyos de cobijas.

En los últimos 10 años, a nivel nacional 45 mil mujeres han quedado viudas debido a que sus parejas fueron víctimas de una muerte violenta, algunos de ellos relacionados con el crimen organizado, de acuerdo con cifras proporcionadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), señalan que en dicho período, 44 mil 905 mexicanas enviudaron.

Las mujeres no son las únicas que han perdido a sus cónyuges de forma violenta en la última década, ya que 3 mil 073 hombres enviudaron por la misma situación, estas cifras significan que entre  2010 y 2019 los ataques con armas destruyeron 47 mil 978 matrimonios en el país, además, con datos estadísticos de la Asociación Civil Causa en Común, revelan que el 80 por ciento de los homicidios están vinculados al narcotráfico, en 2020 se registraron un total de 34 mil 515 homicidios, México sigue siendo uno de los países con peores resultados e imagen a nivel mundial, las víctimas de estos homicidios no solo son narcomenudistas, sino también policías, periodistas, funcionarios públicos y ciudadanos inocentes.

También reportes de la asociación civil, en 2020, se contabilizaron a10 estados que tuvieron incremento en homicidios, estas son: Yucatán con 58 por ciento, Zacatecas con 55 por ciento, San Luis Potosí con 37 por ciento, Sonora con 25 por ciento, Guanajuato con 21 por ciento y Michoacán con 20 por ciento; mientras que, en lo que respecta al  feminicidio no se registró incremento, pero, se mantuvo en color rojo de acuerdo con el semáforo delictivo todo el año.