SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 16 de Julio de 2019.- Apenas a cuatro meses de haberlos contratado, 22 de los 109 especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) abandonaron el puesto porque no les resulta atractivo el servicio público, admitió la Delegada Estatal del en San Luis Potosí, María Soto Romero.

De tal suerte que el IMSS enfrenta un marcado déficit de médicos, enfermeras e infraestructura, pues cada mil derechohabientes son atendidos por 0.59 galenos, 1.55 enfermeras y apenas una cama; es el escenario que encontrará Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, en la gira de la salud que realiza el próximo fin de semana por la entidad.

Esos números representan un déficit del 80 por ciento según las estadísticas emitidas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que detallan que para tener un servicio de salud eficiente, se requieren tres doctores y nueve enfermeras por cada mil pacientes.

Ante el panorama, Soto Romero, insistió, «Yo te podría decir que estamos bien, no es que estemos ahorcadísimos, tres médicos por cada mil derechohabientes, pues los países de primer mundo, quizás los tengan», dijo.

Recordó que cuando asumió esta responsabilidad, presentó un proyecto que incluye 14 obras para todo el sexenio y sigue con el compromiso de llevarlos a buen puerto.

«Es lo que requerimos, muchas de las ocasiones no nada más es el déficit de médicos y enfermeras, si no de cuántas camas requerimos, porque también hay, digamos, por lo menos una cama por cada mil derechohabientes», afirmó la funcionaria.