SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 25 de agosto de 2019.- La incidencia delictiva que se vive en esta capital potosina, ha derivado en la apertura de empresas de seguridad privada que incluso pueden designar personal armado para vigilar principalmente centros comerciales.

Según indicó la presidenta de la Comisión de Centros comerciales de la Cámara Nacional de Comercio en San Luis Potosí, Ana Patricia Márquez, las plazas comerciales contratan a la empresa de seguridad de acuerdo con sus necesidades, tipo de negocios y giros.

Indicó que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) expide dos licencias, una de vigilancia de bienes y personas, y otra que permite a los elementos portar armas; pero además certifica que las empresas cuenten con personal capacitado y trabajen de manera regular.

Informó que Canaco trabaja con esta dependencia del Gobierno Estatal para regular y certificar a las empresas de seguridad privada, que están contratadas para ofrecer sus servicios en más de 13 plazas comerciales de la zona metropolitana.

Estas acciones, dijo, son necesarias para garantizar el bienestar de los clientes, comerciantes y visitantes, porque las corporaciones policiacas “por más preparadas que estén, su capacidad de reacción ante delitos registrados en estos sitios muchas veces es nula”, declaró.