SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 11 de enero de 2019.- El Gobierno del Estado logró posicionarse como la segunda entidad federativa con la mejor tasa de reducción de deuda pública en el país con un 15.2 por ciento, superando a Puebla con 13.4 por ciento, Guanajuato con 12.3, Sinaloa con 9.4, Nayarit con 5.8 y Aguascalientes con 2.3 por ciento. Este avance, explica el todavía titular de la Secretaría de Finanzas, José Luis Ugalde Montes, no es obra de la casualidad.

El funcionario explica que desde el inicio de la actual administración estatal en 2015, se reordenó la Secretaría de Finanzas porque las áreas que la conforman estaban desvinculadas entre sí.

Luego de establecer una reestructura, dijo, se aplicaron diversas estrategias para incidir de manera positiva en el tema que nueve gobiernos anteriores solo dejaron pasar: la deuda pública.

Hoy, a días de dejar vacante la titularidad de la Secretaría, José Luis Ugalde presume que todos los rubros de la deuda pública tienen una disminución, y que de ese modo, se marca el camino de la estabilidad en los pasivos de la administración.

En materia de recaudación, San Luis Potosí también ha tenido un avance importante, destacó el funcionario. De 2015 a 2018, la tasa de recaudación general de los ingresos estatales, pasó de un 10.6 por ciento al 12.7 por ciento, o sea, un aumento del 2.1 por ciento, que en términos globales es una cifra significativa. Tan solo en el rubro de Impuesto Sobre Nómina (ISN), se incrementó la recaudación de 960 millones de pesos en 2015, a los mil 560 millones de pesos, es decir en más de un 50 por ciento.

Finalmente, el funcionario manifestó que después de una ardua labor y resultados positivos, pareciera no haber un motivo por el cual dejar la administración estatal, pero reconoció que después de tres años, el exceso de trabajo, comer todos los días en su oficina, la falta de tiempo libre y de convivencia con su familia, lo llevó a la decisión de optar por un proyecto personal en la iniciativa privada que le permitirá ser dueño de su propio tiempo.

De igual modo, destacó que como secretario no se va completamente satisfecho, pero sí con la seguridad de que deja el camino trazado para llevar las finanzas del Estado a buen puerto.

«Si empezamos a gastar más de lo que recibimos, si relajamos el control del ingreso, seguramente podemos entrar en una espiral negativa, pero hoy en día están las condiciones para que la administración de Juan Manuel Carreras pueda mantener buenos números», concluyó Ugalde.