SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 5 de marzo 2021.- El actual Ayuntamiento no ha dado el seguimiento necesario al contrato con la empresa Clean Learsing y próximamente podría quedarse hasta sin patrullas para el cuidado de la ciudadanía, pese a la ola de violencia que fustiga a la ciudad.
Así lo indicó el regidor capitalino, Christian Azuara Azuara, quien explicó que debido a que el contrato de arrendamiento de 220 patrullas, de las cuales 153 se destinaron a seguridad pública, concluye con el término de la presente administración, la siguiente tendría que comenzar en ceros.

«Las patrullas terminan de usarse y de arrendarse como tal cuando termina la administración, tendría que ver la siguiente administración cómo le va a hacer» comentó.

El presidente de la Comisión de Policía Preventiva, Vialidad y Transporte señaló que aunque en 2019 se adquirieron 14 patrullas con el recurso obtenido del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), debido a que aún falta por analizar el estado de los vehículos debido al uso rudo, por lo que podría «quedarse en ceros».

Por lo que la nueva administración estaría obligada a renovar el contrato de arrendamiento, ya sea con Clean Learsing u otra empresa, para no comenzar su periodo sin patrullas y cabe recordar que, a partir del 2020, tanto el Ayuntamiento capitalino, como el resto de las administraciones se han quedado sin el apoyo de Fortaseg.