SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 12 de marzo de 2019.- Con la nueva política implementada por el gobierno estatal, en el que se prohíbe la venta y entrega de bolsas de plásticos en el supermercado, la sociedad tendrá que utilizar aún más otras alternativas como bolsas de tela, de mandado o incluso canastas.

En el Mercado República se pueden encontrar bolsas de mandado, hechas a partir de hilo de monofilamento polietileno en el que el precio puede ser de siete pesos en el tamaño más pequeño, es decir una especie de monedero; mientras que las más grandes van de los 30 hasta los 50 pesos.

Además de los diferentes tamaños, también se pueden encontrar estas bolsas en diferentes diseños, colores y formas. Con la figura de la Catrina, Frida Kahlo y el estampado de una tarjeta de lotería; en colores rojos, amarillos, y rosas brillantes, a cuadros o a rayas, hay gustos y tamaños para escoger.

Aunque parezca que, debido a esta nueva política, las personas comenzarían a adquirir en mayor medida este tipo de bolsas, la realidad es otra. María de la Luz, quien se dedica a la venta de bolsas, comentó que con el paso del tiempo sus ganancias han ido a la baja, pues ahora se pueden encontrar en cualquier lugar, ahora ya no se encuentran solo en el mercado, sino también con los vendedores ambulantes “ya la bolsa así está muy choteada, entonces es menos lo que se vende”.

Juana María explicó que el material de las bolsas es traído desde Celaya, con los diseños ya impresos y los colores establecidos, mientras que una mujer en la colonia Progreso se encarga de elaborarlas y cocerlas, con quien tiene relación desde hace más de 30 años cuando el negocio pertenecía a su madre.

Así como en el caso de María de la Luz, comenta que la situación de las ventas no se ha incrementado pues la gente prefiere comprar bolsas de plástico a dos pesos que será desechada al final del día, a comprar una de 20 pesos que puede durar mucho más, “hay gente que sí es consciente, pero hay otros que no”.

En su local, además de las bolsas de mandado, también cuenta con canastas hechas de vara, jarra, carrizo o palma. Sin embargo, estás dejaron de usarse para realizar las compras; ahora son utilizadas para las fiestas o entregar con regalos.

De igual forma, además de las bolsas de mandado, hay otras de plástico más resistente y con diseños más modernos, así como las hechas con palma que pueden utilizarse de manera diaria, aunque su precio puede ser más elevado, ya que cuestan arriba de los 100 pesos.