SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 26 de febrero de 2020.- Legisladores locales repudian la iniciativa que presentó la bancada del Verde Ecologista en el Congreso de la Unión, respecto a la pena de muerte a violadores y homicidas de niños.

Diputados del Verde Ecologista y del PRI, coincidieron que primero se debería aplicar el estado de derecho, evitar la corrupción, la impunidad, fortalecer los esquemas de prevención del delito y aplicar los programas en la materia, pues de nada serviría endurecer las penas, cuando ni siquiera se detiene a los culpables.

Y es que el grupo parlamentario del PVEM en el Congreso de la Unión, revivió su iniciativa para que en México se restablezca la pena de muerte, esta vez, en contra de violadores, feminicidas y homicidas de menores.

En el caso del congresista local Edgardo Hernández Contreras, emanado del Partido Verde, defirió de sus “pares federales”, y aunque aclaró que su postura no era como legislador, sino como exmiembro de la Procuraduría General de la República, insistió en que una medida inquisitoria no es la mejor solución.

Por su parte, la priista Beatriz Benavente Rodríguez, externó que incluso incrementar los años de pena sería más viable, “pero no engañar a las personas con algo que no puede ser una realidad en el país, como la pena de muerte, ya que existen compromisos con tratados internacionales, y en la misma Constitución está previsto que no se puede implementar la pena de muerte en México”.

Sin embargo, expresó: “entiendo el enojo que hay en la sociedad, que el ánimo sería matar a estos animales que asesinan a las mujeres, pero no podemos manejarnos por lo que nos indica el estómago, la bilis, sino lo que jurídicamente es posible en nuestro país, y la pena de muerte para bien o para mal, no puede ser instaurada en México”.