Con Rosario Robles en la cárcel, todo es posible en tiempos de la 4T, quizá por eso están en lista de espera un total de 303 servidores públicos denunciados por actos de corrupción en San Luis Potosí, de acuerdo a lo revelado anoche en el Congreso del Estado.

No se sabe si en la lista hay algún pez gordo, pero al menos la fiscalía de Federico Garza Herrera se puso en acción y falta ver si sus investigaciones fueron sólidas, tanto, que ningún juez tenga reparo en emitir sentencias condenatorias.

De acuerdo con lo informado a los diputados de la Comisión de Vigilancia, ha sido ejercida la acción penal contra 49 servidores públicos y, ¿qué creen?, la mayor parte estaban en el propio Congreso, con 11 casos.

De ese total, cinco son exdiputados, dos vinculados a etapa de investigación complementaria y tres con solicitud ante juez de control para la audiencia inicial; además de seis exfuncionarios de la ASE.

O sea, en el poder Legislativo, ¡qué bonita familia!


Que por daños a su imagen pública, la defensa del presunto golpeador de mujeres Javier Leyva Segura, secretario de estudio y cuenta de la Quinta Sala Penal, pidió al juez que lleva su caso, impedir se siga ventilando en los medios de comunicación.

O sea, quieren aplicar la ley mordaza, pero hasta el momento no hay un pronunciamiento oficial al respecto.

Pero que Leyva no se apure, porque su chamba está segura en el Supremo Tribunal de Justicia y puede defenderse sin que le descuenten ni un quinto de su sueldo, si tiene que ir a las audiencias.

Así es como se las gastan en el poder que defiende el imperio de la ley.

Con la nota Con niños acarreados inician campaña de armas de juguete en SLP, un día como hoy, pero hace un año, la agencia de noticias Quadratín San Luis Potosí vio la luz en el mundo de los medios de comunicación.

Quince mil noticias después, les damos las gracias, estimados lectores, por permitirnos llevarles la información desde entonces y decirles que esto apenas empieza.

Esperen novedades muy pronto, todas ellas pensadas en ustedes, para servirles mejor.

Por lo pronto, que tengan un buen fin de semana.