Hasta donde llegará el compromiso de San Luis Potosí, en la nueva política migratoria que impuso Trump a México, a cambio de no aplicar aranceles, es la gran incógnita por el momento, porque nadie conoce las letras chiquitas del acuerdo logrado por el canciller Marcelo Ebrard.

Sin embargo, la preocupación sobre este tema es real y se ha tocado en las recientes reuniones de seguridad, donde están presentes o representados, los gobiernos federal, estatal y municipal.

Para nadie es un secreto que SLP es una entidad con alto flujo migratorio y ni modo que no vaya a hacer nada.

Otro trompo a la uña para el gobernador Juan Manuel Carreras López.

¿Qué tienen en común el mandatario de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval; el alcalde de Soledad de Graciano Sánchez, Gilberto Hernández Villafuerte y el exdiputado local, Fernando Pérez Espinoza, Calolo?

Quién sabe, porque ni del mismo partido son, pero el panista, el perredista y el expriista se dejaron ver -y muy juntitos- en un rancho de varias hectáreas ubicado en la carretera 57, por el rumbo de la gasolinera del Avión.

El gobernante llegó en helicóptero y Calolo lo recibió junto con al menos 10 guaruras que custodiaban el sitio. Se les vio platicando a solas y a lo lejos.

Los invitados a ese exclusivo encuentro se preguntaban dónde dejó Hernández Villafuerte a su diputado federal, Ricardo Gallardo Cardona, pues en todos lados se les puede ver juntos.

Esa reunión fue un híbrido político, pero nada rara, en tiempos en que la lealtad a los colores no importa tanto como seguir en el poder.

La que ni sufre ni se acongoja, es la directora del Sistema Estatal de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, Martha Orta Rodríguez, acusada de presuntos actos de corrupción.

Aunque Ciudadanos Observando quiere que renuncie a su cargo por ese negro pasado desde que era diputada en la legislatura pasada, la funcionaria respondió a lo Bora Milutinovic, con un “yo respeto”.

Y cómo no, si en la Fiscalía General de Justicia van a paso de tortuga en las investigaciones que tienen que ver con los exdiputados.

No vayan a creer que los protegen, es que deben esperar su turno, así que no se amontonen.