Sería bueno que de una vez dijeran un par de cosas del Hospital Central: cuándo terminarán de modernizarlo y si crecerá el número de pacientes.

Y es que de acuerdo con la secretaria de Salud, Mónica Rangel Martínez, estarían dispuestos a firmar un convenio con los empresarios de la Zona Industrial.

Eso está muy bien, porque todo mundo tiene derecho a la salud, pero no olvidemos que por tener el mayor número de especialidades y subespecialidades en el centro del país, la carga es enorme y podrían descuidar la atención en general.

Si al menos supieran cobrar, porque hasta donde nos dicen, el Interapas da regalazos al sindicato por 20 millones de pesos anuales pero no es capaz de pagarle a tiempo, dos o tres millones a este nosocomio por sus servicios.

A cobrar.

Al que le vuelve a llover sobre mojado, por su incontinencia verbal, es al alcalde de Valles, Adrián Esper Cárdenas, quien muy orondo dijo que las militantes del PRI son «enfermas y trastornadas».

Como quiere ser la calca del presidente López Obrador, pero en versión chafita, desde la campaña ha traído un discurso en contra del PRI y todo lo que se le parezca, pero esta vez sí se voló la barda con sus señalamientos.

Y la CEDH, y el IMES y todas esas instituciones que debieran pronunciarse, nomás no hacen nada.

Pero les adelantamos: el alcalde dice que tiene tiempo que no se somete a un examen de estado mental.

Y es oficial, tenemos el papelito.

Duro contra las mujeres.

Resulta que la capital de San Luis Potosí no está entre las principales ciudades del país que fueron calificadas como las mejores para vivir.

Esto, según el ranking dado a conocer por el Gabinete de Comunicación Estratégica, en el cual, el municipio gobernado por Xavier Nava Palacios, apareció en el lugar 61 de 76.

Calidad de vida, cohesión social, índices de satisfacción por los servicios municipales y la percepción que los habitantes tienen de su Alcalde, son los conceptos que, analizados, arrojaron el resultado ya descrito.

Además, el 61% de los habitantes piensan que el municipio va por «mal camino», uno de los porcentajes más altos entre todas las ciudades analizadas.

Ranking.