La gran pregunta en estos nuestros días es, ¿quién está por encima del Presidente y los intereses de México?

Entre la impunidad, la compra de conciencias, la influencia de familiares, la corrupción, la falta de tamaños del Presidente, la nula autoridad en los temas que importan, Andrés Manuel López Obrador resulto más o menos el fiasco que se predijo.

De ahí que personajes de muy baja estofa, delincuentes, empresarios abusadores, criminales, una mujer histérica, sus parientes y sus pasatiempos sean más importantes que cualquier cosa para él.

Ya demostrada su incapacidad para gobernar, solo nos queda la esperanza a algunos que diga: «Sí mano, resulté un vil hocicón, que dije que podría arreglar todo y la verdad el puesto me sobrepasó. Estuve tantos años de charlatán y merolico que hoy que tengo el poder, más bien creo NO PODER».

Visiten las redes sociales de Oro, hágame el favor de compartir los trabajos para poder seguir echando trazos y diciendo tontadas.

👤Facebook e 📸Instagram: @OroHumorGrafico
🕊️Twitter y 🎶Tiktok:
@GraficoOro