• Jugará a conservar la capital con cartas viejas
  • Segob ya habla con gobernadores federalistas

El futuro presidencial de Claudia Sheinbaum entra en fase definitiva.

La semana próxima, previsiblemente entre lunes y martes, se emitirá la convocatoria para comenzar el proceso de candidaturas en la capital.

La mayor atención estará centrada en las alcaldías, pero no son para descuidar los diputados locales y federales.

En los segundos meterá mano el presidente porque quiere mayoría calificada en San Lázaro, pero influye el gobierno de Sheinbaum.

Demos algunos elementos del ambiente.

En primer lugar, llama la atención la ascendencia de Martí Batres, quien reclama mano para postular cinco candidatos a alcaldes.

La principal en la lista es su hermana Valentina Batres en Alvaro Obregón a pesar de ser acusada de operar a base de invasiones, en este momento los predios La Cuesta Atizapán.

Deberán superar resistencias internas y el poder de  René Bejarano, quien fue reo y no olvida cuando Martí hizo todo por hundirlo.

BRUGADA, ROMO, QUINTERO…

Las más fáciles de manejar serán las reelecciones.

Algunas:

Clara Brugada ya está palomeada desde Palacio Nacional para Iztapalapa.

Por Víctor Hugo Romo aboga Gabriel Garcia, amo y señor del presupuesto federal a través de los programas sociales del régimen.

José Carlos Acosta tampoco debe tener problema en Xochimilco.

Patricia Ortiz está presta para ser alcaldesa y candidata a la vez en Magdalena Contreras.

Francisco Chiguil anda feliz porque le han heredado la Gustavo A. Madero.

Armando Quintero se siente seguro de repetir en Iztacalco.

Un tema por el cual no están firmes las 16 postulaciones es por razones de género, ocho mujeres y ocho hombres.

La alcaldía más peleada es Alvaro Obregón, donde también están en lisa la concejal Marisela Silva, el abogado Rafael Luna Alviso y Jorge Sánchez Cordero, cuyos apellidos lo dicen todo.

Otras, como la Cuauhtémoc, ya están escrituradas: ahí irá Dolores Padierna porque desde las alturas se ha vetado a Néstor Núñez.

Estas decisiones marcarán las elecciones y el futuro presidencial de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

AGLUTINAN A GOBERNADORES

1.- La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero,ha tendido puentes de comunicación con varias organizaciones de gobernadores.

La principal es la Conago de Juan Manuel Carreras, con quien ayer encabezó la reunión de la Comisión de Salud de Mauricio Vila.

El desfase en la vacunación sólo será de dos semanas, se dijo en el encuentro virtual.

También ya hay acercamiento con la Alianza Federalista, la cual tendrá reunión plenaria la semana próxima.

2.- No todos los candidatos del partido gubernamental tienen conciencia de la competencia.

En Baja California, por ejemplo, Marina del Pilar desestima las estructuras de Morena y cree que en apoyo suyo acudirán la influencia de su marido Carlos Torres, prominente panista y muy cercano a Felipe Calderón.

Pésimos indicios.

Y 3.- ayer, cuando se estableció una nueva marca de contagios y muertos en la exitosa estrategia (¿?) de Hugo López-Gatell, cobran vigencia dos planteamientos:

El de Olgá Sánchez Cordero de coordinar esfuerzos federales y estatales contra la pandemia.

El senador priísta Jorge Carlos Ramírez Marín propone más: crear un fondo con recursos nacionales y locales.