GUADALAJARA, Jal., 21 de julio de 2021.- Son alegría, sonrisas, compañía y amor, pero también una gran responsabilidad y compromiso; tener un perro no debe ser una decisión tomada a la ligera, momentánea o sólo con la idea de una prueba, que de no cumplir las expectativas, puedes regresar, detalló la directora de la asociación civil Adopta un Amigo, Ana Couret.

“La idea es que si te lo llevas sea (para tenerlo) en las buenas, en las malas, vacas gordas, vacas flacas, es que ya lo tienes como parte de tu familia. Sin tomar en cuenta que ese perro o ese cachorro, no va a ser cachorro toda la vida, ese perro tiene necesidades, de espacio, de tiempo, de educación, de gasto alimenticio mensualmente, así te cambies a casa o departamento, es un compromiso que estás tomando como familia y esa es la realidad, que hay poco compromiso”.

Para la rescatista, el abandono de los perros es un problema social que incluso, debido a la falta de registros y los casos diarios, es incuantificable.

Más información en Quadratín Jalisco.