RIOVERDE, SLP. a 6 de mayo de 2019.- Un conflicto legal y civil del extinto grupo habitacional Zenón Fernández, entre las familias Medina y Rodríguez Donjuán, afecta a más de 200 familias que no han tenido acceso a sus escrituras y en el peor de los casos sus fraccionamientos no cuentan con los servicios básicos como el agua potable, desprendiéndose una responsabilidad que podría alcanzar anteriores administraciones municipales.

Ante el desabasto de agua potable desde hace dos meses, debido a la falta de infraestructura, habitantes del fraccionamiento Santa María de los Ángeles en Rioverde, pidieron al gobierno municipal su intervención para presionar al Fraccionador Edmundo Medina y cumpla con el convenio establecido al momento de vender los predios.

Edna Maldonado informó que, desde el mes de octubre del 2018, los fraccionadores emprendieron acciones legales tanto por la falta de escrituración como por la falta de agua que afecta a más de 32 familias.

Por su parte el Gobierno municipal a través del SASAR ya trabaja en un proyecto adicional para dotar a las familias del vital líquido y presionarán para que el fraccionador cumpla con lo que le corresponde, expuso su director Gildardo Moreno.

Mencionó que no son omisos a la problemática y mientras tanto buscarán la forma de dotarlos del agua potable.