CIUDAD FERNÁNDEZ, SLP., 8 de diciembre de 2019.- Al aumentar en diciembre la venta de pirotecnia y el uso indiscriminado de artefactos explosivos por menores de edad, los accidentes traerán un riesgo de lesiones graves con secuelas o incluso la muerte, por lo que deben existir estrictas medidas preventivas en casa aplicadas por los padres, dijo el comandante de Bomberos en este municipio.

La Navidad, que es tiempo de fiesta y de compartir, pude ser muy amarga si los padres no mantienen vigilados a sus hijos, dijo Armando Ruiz Barragán, comandante de Bomberos y director de Protección Civil Municipal.

Aunque lo gobiernos de Rioverde y Ciudad Fernández han aprobado la venta de pirotecnia, el trabajo de vigilancia es constante para evitar que existan sitios fuera de la ley que expendan explosivos no permitidos y por ende, sumamente peligrosos.

A la par de la quema de pólvora, se incrementan los incendios en pastizales al encontrarse baldíos con yerba seca y lugares abandonados que por el clima frío están llenos de maleza seca, dijo el funcionario.

Por otro lado, el alto consumo de alcohol en las fiestas decembrinas termina muchas de las veces en accidentes con pérdida de vidas, por lo que recomiendan medir la ingesta de este tipo de bebidas y moderar la velocidad al conducir..