San Luis Potosí, SLP., a 29 de septiembre del 2018.- El regidor electo por el Partido Acción Nacional (PAN), Víctor Hugo Briones Márquez, aplicó la vieja estrategia del celular descompuesto para evadir una entrevista telefónica sobre su posible dimisión al cargo en el Cabildo de Xavier Nava Palacios, pues trascienden versiones sobre la negociación de este espacio para cederlo a Christian Iván Azuara Azuara, quien es originario de la zona Huasteca y sobrino del dirigente estatal del blanquiazul, Xavier Azuara.

Al contactarle vía telefónica para una entrevista con Agencia Quadratín, Briones Márquez admitió su identidad e incluso se puso a las órdenes de la reportera para conocer el motivo de la llamada, una vez que se le informó el asunto a tratar comenzó la treta para no conceder declaración alguna: “Bueno… bueno…otra vez este teléfono”, para luego colgar la comunicación.

El joven en mención, ingresó en la planilla del PAN como parte de la cuota joven exigida por la Legislatura pasada, pero trascendió que también esas posiciones han pasado a formar parte de un botín político por acuerdos escabrosos como éste, en el que estaría involucrado el titular del Comité Estatal de este organismo político.

Cabe mencionar que el sobrino de Azuara Zúñiga, no tiene presencia en la capital potosina y menos trayectoria política o experiencia que lo respalde para asumir una posición de tanta importancia en el Cabildo, a donde se supone llegan para representar intereses de la población.

Por ahora hay expectativa de lo que pudiera ocurrir con este episodio, que exhibe una vieja práctica de utilizar estas posiciones como bono político a placer de algunos grupos; Víctor Hugo Briones Márquez, de profesión Abogado, podría entonces convertirse en una especie de “Juanito” Potosino, en alusión a Rafael Ponfilio Acosta Ángeles, aquel personaje que en el 2009 formó parte de estos pactos habilidosos entre partidos y se sostuvo poco tiempo como Jefe Delegacional de Iztapalapa.