El Presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó que sean llamados a declarar ante el Ministerio Público los exmandatarios Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, así como todos los involucrados por Emilio Lozoya en el caso Odebrecht, sin que ello signifique que ya son culpables.
Advirtió que debe quedar claro que la denuncia hecha por Lozoya y que informó el Fiscal, implica que sean llamados a comparecer los dos expresidentes y otros servidores públicos, entre diputados, exsenadores, el ex secretario de Hacienda, entre otros.

El mandatario federal subrayó que «hay que cuidar el debido proceso, pero también hay que transparentar lo más que se pueda» y agregó «yo diría todo, hacer la vida pública cada vez más pública. Entonces van a ser citados, probablemente, todos los señalados y tendrán que declarar, eso no significa que ya sean culpables, pero cuando ya hay una denuncia con estas características tienen que declarar los acusados”, afirmó.