Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Tres décadas dedicadas a la venta de libros

Karina Méndez/Quadratín SLP
 
| 30 de diciembre de 2018 | 9:30
 A-
 A+

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 30 de diciembre de 2018.- Cerca de ocho mil libros ocupan las estanterías de El Bazar del Libro, creado en 1988 por el señor Juan García y su esposa Raquel Vázquez, quien narró como iniciaron su negocio al poner a la venta los libros que su marido reunio a lo largo de su vida en un local sobre la calle Ignacio Zaragoza, en el Centro Histórico.

Cuentan con libros que van desde novelas a enciclopedias, pasando por escritos en otro idioma a los académicos para estudiantes de universidad y preparatoria. Todos ellos han sido revisados y catalogados por la señora Vázquez y su hija; ambas revisan que a pesar de ser de segunda mano estén en buenas condiciones, que no tengan marcas ni rayaduras y que cuenten con todas sus páginas.

Sus precios varían de los 15 a los 100. Aunque los de las primeras ediciones o difíciles de encontrar suben de precio, como el del Banco Nacional que llegaron a tener en el bazar y que en su interior se encontraban los primeros billetes hechos por el banco; “México a través de los siglos” escrito por Vicente Riva Palacios, publicado por primera vez en 1884 y que se conforma con 5 tomos.

Existen otros más raros de encontrar que por más que se buscan no llegan a las manos de quien lo quiere, como el “Libro de Urantia”, obra literaria espiritual, teológica y filosófica que trata acerca de Dios, el hombre, la religión, la filosofía y el destino, y que solo ha llegado al bazar en dos ocasiones.

Sus libros están divididos en varias secciones como enciclopedias de muestra; de idiomas en alemán, francés, inglés y húngaro; novela en general e histórica e historia para historiadores.

Cuentan con otras donde se cuentan con libros para estudiantes de preparatoria, universidad computación. Estos también tienen un propósito específico, pues además de ser obsoletos sirven para que las personas que roban no tomen algún otro de con mayor valor.

 

 

También solían vender revistas, pero al darse cuenta de que la gente les arrancaba paginas “que necesitaban” han dejado de exponerlas en los libros. Una de las secciones en las que han bajado las ventas son los libros de texto de preparatoria y universidad, pues con la llegada del internet, los estudiantes suelen encontrar la información de una forma más rápida.

La señora Vázquez señaló que en años anteriores sus ventas solían ser mayores, pero la tecnología los ha afectado ya que algunas personas deciden descargar obras de internet, aunque muchas veces no están completos o no cuentan con una buena traducción.

Libros de Carlos Cuauhtémoc Sánchez, Paulo Cohelo, Gabriel García Márquez y Algebra de Baldor son los de mayor demanda, pero cuando alguien quiere un libro difícil de hallar, como los de la autora Taylor Cadwell, la señora Vázquez los trae directo de su biblioteca para que alguien más disfrute de ellos, pues “qué hago con tantos libros en la casa”, comentó.

Aunque cuentan con una vasta biblioteca personal y muchos de sus libros son sus favoritos, la señora Vázquez y su hija deciden llevarlos al bazar, pues necesitan sacarlos a la venta para que otros “les vaya dando vuelta” y encuentren libros de su gusto, que pasen de mano en mano y su contenido llegue a nuevos propietarios.