CIUDAD VALLES, SLP., 20 de julio de 2019.- A pesar de que la Dirección de Protección Civil dictaminó que existe el riesgo de caída de rocas, comerciantes instalados en el paraje de las Cascadas de Micos se niegan a ser reubicados a una zona más segura.

El pasado domingo, unas rocas se desprendieron de uno de los costados en donde se ubican dichos vendedores causando lesiones a dos turistas, quienes fueron atendidos en el sitio por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

Ante ello, el titular de PC Jorge Alberto Lárraga Ocejo realizó una inspección en el sitio al día siguiente, dictaminando que existía el riesgo de más incidentes similares que ponente en peligro a los comerciantes y a los turistas.

El miércoles por la mañana, el secretario del Ayuntamiento Raúl García Salazar acompañado de Lárraga Ocejo, de los titulares de las direcciones de Turismo y Comercio y de los regidores Marco Conde y Néstor Rivera, acudió a dialogar con los vendedores y con las autoridades del ejido, con el fin de exponerles del riesgo en el que se encuentran y la opción que se tiene de reubicarlos.

Sin embargo, Raúl García expresó que los cerca de diez comerciantes que son, no estuvieron de acuerdo y se acordó solamente, dejar pasar la temporada alta de las vacaciones de verano, donde se registra una gran cantidad de visitantes y después se retomará el diálogo y se analizarán las opciones que se tengan.

Como medida preventiva inmediata acordada, dijo que los prestadores de servicio, comerciantes y autoridades ejidales llevarán a cabo recorridos de senderos o por la zona con el fin de detectar algún riesgo de desprendimiento de rocas o árboles propensos a venirse abajo.