SAN LUIS POTOSÍ, 14 de febrero de 2020.- El talón de Aquiles de la administración del gobernador Juan Manuel Carreras López es la inseguridad, además que ha demostrado una actitud pasiva para enfrentar este problema, coincidieron en señalar algunos actores políticos, analistas y representantes de cámaras y ciudadanos.

Y es que los hechos de violencia registrados en el estado ponen en tela de juicio la gobernabilidad y la seguridad de los habitantes, pues si bien se han realizado acciones y obras que impactan en otros rubros, los ciudadanos solo exigen seguridad ante la alza en la incidencia de delitos violentos como homicidios, asaltos y robos.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) dio a conocer que en San Luis se registró una nueva alza en los delitos durante 2019. El gobernador Juan Manuel Carreras respondió a esta información y contradijo los datos, además de atribuir este índice a las denuncias de los ciudadanos.

“Hay que distinguir dos cosas, en los siete delitos prioritarios bajamos y hay otros como violencia familiar que se incrementaron mucho en denuncias, lo cual es bueno porque quiere decir que hemos puesto las instancias correspondientes como el Centro de Justicia para Mujeres.

“Lo más importante es que en los siete delitos prioritarios hay una disminución, incluyendo homicidios, me parece que ahí es donde nos tenemos que centrar y estamos viendo un fenómeno de aumento de la denuncia en muchos delitos que debemos de procurar que así sea para poder solucionarlos”, manifestó el mandatario.

Inseguro y titubeante, Carreras López se atrevió a decir que el índice delictivo no afecta las condiciones para que los inversionistas  elijan al estado potosino para asentar aquí a sus empresas.

“MANOTAZO” Y 4T

El presidente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), Juan Francisco Aguilar Hernández señaló que a su juicio, no hay una coordinación en materia de seguridad entre los gobiernos estatal, federal y municipal.

“Las consecuencias los sufrimos los ciudadanos porque han crecido los delitos y corresponde al Gobierno del Estado hacer frente. Las estrategias de seguridad están erradas, no nada más es una cuestión de creencia, al Gobernador le hace falta dar un ‘manotazo’ y cambiar al gabinete de seguridad”.

Aguilar apuntó que los panistas están realizando una consulta para conocer cuáles son los problemas que padecen los ciudadanos y hasta el momento, el resultado arroja que el principal es la inseguridad.

A su vez, el presidente de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Sergio Serrano Soriano politizó el asunto.

“Parece que San Luis Potosí no le ha entrado a la Cuarta Transformación, no hay una política de austeridad, parece que aquí no hubo cambios, no vemos algún avance importante”.

Sostuvo que desde el poder Ejecutivo se controla al aparato legislativo y la autonomía de la Fiscalía General del Estado, para satisfacer sus propios intereses, “Carreras gobierna para los poderosos empresarios y los constructores, pero mantiene al estado en inseguridad, es un problema grave en San Luis”, señaló.

EL PRI APOYA

El presidente de la Directiva del Congreso del Estado, Martín Juárez Córdova, opinó que existe incertidumbre en el gobierno por la inseguridad.

“Por eso necesitamos información puntual que garantice a la ciudadanía un marco de tranquilidad, certeza y seguridad. Que se implementen y asocien todos los factores para que se garantice la seguridad es algo complejo, pero necesario; desde el Congreso es nuestra postura “, comentó el legislador de PRI.

El coordinador de la bancada tricolor, Héctor Mauricio Ramírez Konishi señaló que el Gobernador está haciendo un gran esfuerzo a pesar de la situación tan compleja que se vive a nivel nacional, por lo que San Luis no es ajeno.

Recordó que hubo la cancelación de recursos federales y opinó que la vecindad con estados con mucha criminalidad, afecta a los potosinos.

Sin embargo, admitió que “el momento  que estamos atravesando en materia de seguridad es muy grave”.

OPOSICIÓN RECLAMA UN GOLPE DE TIMÓN

Ante la falta de acción en el gobierno, el reclamo social, el clamor general a que renuncie Jaime Pineda y un juicio político contra el propio secretario iniciado por el diputado Edgardo Hernández Contreras, algunos legisladores de la Comisión de Justicia anunciaron que tomarán cartas en el asunto.

El presidente de tal comisión, Rubén Guajardo Barrera dijo que han existido conflictos en el ejercicio de la gobernabilidad, mientras que la percepción de inseguridad va creciendo.

“Es una calificación reprobatoria para el Gobernador y sobre todo para el encargado de la política en seguridad pública, ahí es donde tiene un gran problema y como no ha querido hacer cambios, las cosas van a seguir igual, no van a mejorar y eso no abona para San Luis Potosí”.

La diputada Beatriz Benavente Rodríguez (PRI) aseguró que la mayoría de los indicadores van a la alza y aunque el Gobernador pueda tener la mejor disposición, si su secretario no actúa, es difícil avanzar.

“La situación en materia de seguridad tiene que mejorar pues no podemos estar expuestos a que cada día el número de homicidios se vaya incrementando; evidentemente en el Congreso nos pondremos de acuerdo para tomar acciones al respecto”.

Mientras tanto, Edgardo Hernández (PVEM) subrayó que San Luis Potosí tiene un vacío de autoridad en lo que respecta a seguridad pública con Jaime Pineda, de quien volvió a pedir su cese.

Eugenio Govea Arcos, diputado local por Movimiento Ciudadano  dijo que en esta crisis “hay responsables con nombre y apellido y les tenemos que reclamar, es nuestro deber señalar errores en el ejercicio de la responsabilidad del Gobernador y hemos insistido en que la estrategia de seguridad que han implementado no ha funcionado, es un desastre, y el Gobernador es el responsable, pero espero que logremos restablecer el orden y la paz pública”.

La diputada local por Morena, Marite Hernández Correa, calificó al gobernador Carreras como omiso en términos de la seguridad pública y en su cercanía con la gente.

“Se cometen muchos delitos en el estado y me parece que también deja crecer mucho los problemas”, subrayó.

Informó que ha buscado una reunión con el secretario de Gobierno, Alejandro Leal, para tratar diversos pendientes que le cuestiona la ciudadanía, pero nunca ha tenido una respuesta, pese a ser una de los 27 representantes populares que representan al poder Legislativo.

Calificó a Carreras y su gabinete como “indolentes, y me parece que les falta capacidad de humildad para acercarse a las problemáticas de la gente; hacen una política de élite”, se quejó.

LA PEOR CRISIS

Para el analista político Oswaldo Ríos Medrano, “la política de  seguridad pública no está dando los resultados que San Luis Potosí necesita, los datos duros son contundentes: se está viviendo la peor  crisis de inseguridad en mucho tiempo”, consideró.

“La percepción de la sociedad es desesperanzadora y atemorizada, razón suficiente para realizar cambios en la política de seguridad y el cambio del secretario Jaime Pineda (Arteaga), porque merma a la administración y de nada sirve tener desarrollo económico, salud y pluralidad, si en cualquier momento puede ocurrir algo”, expresó Ríos Medrano.

DEJAN CORRER PROBLEMA

El también analista Miguel Hernández Calvillo, reflexionó sobre el gobierno carrerista y lo consideró de claroscuros, con un principal déficit: la seguridad.

“Es un tema en el que no se han tenido logros, no es una cuestión de percepción sino de realidad y se siguen cometiendo delitos, homicidios dolosos, robos, asaltos. Hay una conducción muy errática del Gobierno del Estado, ha faltado más decisión y contundencia para que se le dé la vuelta.

“También (deja que desear) la operación del Secretario de Gobierno (Alejandro Leal Tovías) como esperando a que las cosas se olviden, a la desmemoria de la sociedad. El Gobernador es tranquilo, pasivo, ‘buena onda’, ha sido el gobierno del dejar hacer, dejar pasar”.

Hernández Calvillo cree que en este momento del sexenio carrerista, quienes toman las decisiones están más ocupados en la sucesión y en elegir a quien cuidará sus espaldas, lo que podría generar vacíos de poder que pueden ser riesgosos porque generan inestabilidad.

“No sé si haya descoordinación o cierta grilla interna, ahí el propio Gobernador no ha dado el manotazo para poner orden, ha habido posturas encontradas entre los propios miembros del gabinete”, señaló.

LA IP APOYA, PERO ESTÁ PREOCUPADA

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Manuel Antonio Castanedo de Alba, informó que sus integrantes sostuvieron una reunión con el secretario Jaime Ernesto Pineda Arteaga y le expusieron su preocupación por la inseguridad que se vive en San Luis.

“Ya con una muerte no es justificable nada, sí estamos mal, pero no tanto”, comentó.

Del desempeño del Gobernador, consideró que faltan promesas por cumplir.

“Ha hecho su labor, pero no ha sido suficiente. Nosotros estamos dispuestos a colaborar para terminar con la inseguridad.

El presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Gustavo Rivera Cerda, señaló que ellos, por su parte, están al pendiente de se hagan bien las cosas.

“Estamos sentados con las autoridades para poder apoyar y no se tomen decisiones que nos vayan a afectar”.

El empresario inmobiliario Hilario Martínez Ibarra, prosecretario de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) dijo ha habido un incremento en la inseguridad y consideró que falta prevención y  combate por parte del Gobierno del Estado.

“Toda la ciudad lo estamos viendo y esto afecta a todos los sectores: ciudadanos, comercio, turismo, se requieren esquemas prevenir esos delitos”.

CIFRAS ESCANDALOSAS

En el comparativo del año 2015 a 2016 -que fue cuando Carreras López cumplió su primer año en el cargo-, San Luis Potosí aumentó de 21 mil 280 a 22 mil 39 delitos del fuero común y, por su parte, los asesinatos ligados a los grupos de la delincuencia organizada eran menores en cantidad. Hoy en día, solo en el mes de enero de este año 2020 se han registraron más de 30.

La tasa de prevalencia delictiva en la entidad potosina se encuentra en el rango de los estados con menor índice, incluso, por debajo de la media nacional que es de 28 por ciento, al encontrarse en 22%. Sin embargo, la zona metropolitana en su conjunto registra 33%, ya que el número de víctimas por cada 100 mil habitantes aumentó en 9.3% y es aquí donde está la mayor población afectada.

Según datos de la reciente Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) el 81.2% por ciento de los ciudadanos potosinos dijo que se sentía inseguro.

También el SESNSP dio a conocer las cifras de incidencia delictiva por estado y San Luis se situó en el décimo lugar con cuatro mil 93, en su mayoría asesinatos.

Es una abismal diferencia entre los datos consignados por el mismo SESNSP en el año 2016.