SAN LUIS POTOSI, SLP., 05 de agosto de 2018.- «La Fiscalía General del Estado está maquillándose de homofobia y discriminación al no prestar atención a los casos de agresión que se han presentado de forma recurrente dentro o fuera del antro Greko”, juzgó Paul Ibarra Collazo dirigente de la organización Red Diversificadores Sociales.

Durante lo que va de 2018, señaló, se han registrado cuatro agresiones contra integrantes de la comunidad Lésbico, Gay, Transexual, Transgénero, Trasvesti e Intersexual (LGTTTI) en San Luis Potosí. «Curiosamente todas dentro o fuera del establecimiento conocido como Greko, lo que no es una coincidencia», expuso.

Ibarra Collazo se refirió al caso de Damián, el joven de 18 años que falleció luego de ser agredido después de que se retiró del antro. Confirmó que no tenía relación alguna con la comunidad gay pero consideró que la fiscalía debe esclarecer plenamente este crimen.

El cual, juzgó, “puede catalogarse como un crimen de odio si el chavo salió del antro, al que asisten homosexuales y heterosexuales; deben investigarse los números económicos de las unidades de  taxi que testigos dieron a la propia fiscalía», recomendó.

Recordó que el año pasado se registró el caso de una chica transgénero golpeada al salir de ese antro y falleció después. “Cuatro casos en un año en el mismo sitio no es casualidad ni coincidencia, es un patrón que tiene que ser investigado por la fiscalía», remarcó.