SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 13 de febrero 2020.- En el marco de la firma del convenio de trabajo entre el titular del Instituto de la Salud para el Bienestar (Insabi) Juan Antonio Ferrer y el gobernador del Estado Juan Manuel Carreras López, el funcionario federal comentó que hay negociaciones para poder dimensionar al Hospital Central Ignacio Morones Prieto como un gran semillero de especialistas a nivel nacional.

«Una bondad que tiene San Luis Potosí como estado es que tienen un gran hospital con una gran capacidad de especialistas, que es el Morones Prieto, ahí se forma una gran cantidad de especialistas, por lo que estamos negociando con el gobernador para darle otra dimensión de lo que merece San Luis Potosí, vamos a entregarles buenas cosas del trabajo que ha hecho el gobernador y cómo lo vamos a dimensionar a nivel nacional».

En cuestión de presupuesto, dijo que no se tiene ningún problema, ya que el presidente de la república autorizó 40 mil millones de pesos adicionales a lo destinado y con lo recaudado por la rifa del avión presidencial se destinarán dos mil quinientos millones más para fortalecer el sector salud en el estado, además con lo recaudado de la rifa se comprará equipo médico y parte de ello será destinado para el estado potosino.

En el tema de las reglas de operación que aún no son entregadas y por ende ha sido criticada esta transición, señaló que esto no depende del Insabi, sino del Gobierno Federal y de la ley que establece qué puntos deben realizarse paso a paso. Incumplirlo sería violar la ley.

Añadió que también se respetará a los estados que no quieran adicionarse al Insabi, como fue el caso de Jalisco, resaltando una vez más que respetarán la ley, “la ley indica que primero en los 30 días tienes que crear tu junta directiva, el siguiente paso son lineamientos, todo tiene un tiempo establecido por la ley, conforme se va dando se van cumpliendo, no se pueden saltar porque no es una disposición que hagamos nosotros, esto es por ley y no estamos para violarla, la ley contempla que los estados pueden y no pueden adherirse, es una voluntad de los gobiernos estatales y se respeta esa parte, si el gobernador ya fijó su postura se va a respetar».

Finalmente, Juan Antonio Ferrer señaló que se va contento por la labor que realiza el mandatario estatal respecto al sector salud, comenzando con la reducción del pasivo que se tenía hasta en un 50 por ciento, lo que habla del cumplimiento de sus compromisos como dirigente del estado.