SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 15 de septiembre de 2018.- En la apertura del Primer Periodo Ordinario de Sesiones del Segundo Año de Ejercicio de la Sexagésima Segunda Legislatura local, lo que más llamó la atención fue el repudio al diputado de Morena, Edson de Jesús Quintanar Sánchez, de parte de asistentes y de algunos de sus propios compañeros legisladores, por haberse reelegido como coordinador de bancada de Morena.

El joven diputado parecía un jugador novato de fútbol al que todos los rivales querían patear, mientras los de su equipo no hacían por defenderlo, ni siquiera poquito.

Empezó el partido (la sesión ordinaria), apenas Edson entró al terreno de juego y ya le propinaban los primeros leñazos: «traidor», «no tienes palabra», «fuera Edson», «Edson, marica, Gabino te lo pica», se escuchó desde la parte superior del recinto legislativo. Unas 60 o 70 personas actuaron como una barra que no dejó de insultarlo.

Al tomar protesta como secretario de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), el público no paró las rechiflas e insultos al legislador.

La diputada María del Consuelo Carmona Salas, de Morena, hizo uso de la voz en tribuna para inconformarse por la reelección de Quintanar Sánchez como coordinador de bancada. Chelito barrió y trapeó con el novato y ni siquiera le sacaron la amarilla, al contrario, el público la alentó a seguir vapuleando a Quintanar.

«Acábalo Chelito, dale duro», le decían a la diputada.

Carmona Salas dijo que los principios democráticos de Morena no se están aplicando en la fracción parlamentaria local al haberse dado la designación de Edson de una manera oscura y sucia y que por tanto, ahora se asume como primer vigilante de las acciones que lleve a cabo su representante de bancada al interior de la Jucopo.

Otro jugador entró al quite. El diputado de Movimiento Ciudadano, Eugenio Govea Arcos, también en tribuna dijo alegrarse de que quede demostrado que la fracción de Juntos Haremos Historia, ha fallado, y aseguró ser testigo de que el diputado Edson traicionó a sus compañeras.

«La palabra del diputado Edson vale menos que un pedazo de papel sanitario. Que no se sorprendan sus compañeras, él no ha cambiado, es el mismo de siempre», soltó y muchos de los presentes aplaudieron.

Edgardo Hernández Contreras, del Verde, también le dio un leñazo al novato Quintanar, acusándolo de haber confesado que recibió línea para echar abajo el juicio político en contra del secretario de Seguridad Pública Estatal, Jaime Pineda.

El público señaló de corrupto al morenista. Y antes de retirarse de la tribuna, Edgardo le dio otro llegue: «pero no le demos más importancia de la que no merece», pidió el nuevo integrante de la Jucopo.

Mientras sus compañeros y el público estallaban contra él, Edson Quintanar se mostraba nervioso e incómodo. Hacía uso de su teléfono y no le sostenía la mirada a nadie. Ya no sentía lo duro, sino lo tupido.

Al final de la sesión, reporteros le solicitaron una entrevista, pero sin voltear a ver a nadie, optó por simplemente retirarse del recinto legislativo, donde seguramente una hora se hizo eterna.