SAN LUIS POTOSÍ, SLP, 4 de septiembre de 2021.-Tras haber promulgado la ley denominada: Ley de los latidos del corazón, en Texas, la cual restringe a toda mujer de poder practicarse un aborto después de la sexta semana de gestación,  distintas opiniones se han generado al respecto, debido a la postura reflejada en torno a la libertad del cuerpo de la mujer, así como el riesgo que presenta a toda persona que acompañe, apoye o sea activista en pro de proporcionar un aborto seguro.  

A pesar de que el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos han expresado que el término de «latido del corazón» es engañoso, debido a que lo que habitualmente se detecta es una porción del tejido fetal que conforma el desarrollo embrional que será el corazón, sin embargo, este fue el recurso utilizado por el gobernador de dicho estado para promulgar esta ley con la cual se trata de reducir la posibilidad de practicarse un aborto.

De acuerdo con Isabel C., activista potosina en pro de la legislación del aborto en San Luis Potosí, “es necesario desechar creencias en dónde la mujer abortaría por gusto o como si fuera un deporte y colocar en la mesa los principios sociales que en muchas ocasiones llevan a la toma de esta decisión, siendo por ejemplo casos de abusos en menores de edad, hechos que han estado incrementando desde el año 2020”.

Aclaró que este tema debe seguir vigente, ya que respecto a la transición gubernamental siguiente se espera generar una nueva visión sobre este tema, que ha sido omitido por los actores políticos más representativos, por lo que espera que las siguientes determinaciones sean basadas en factores completos.