SAN LUIS POTOSI, SLP., 13 de agosto 2019.- El caso de violencia familiar donde se acusa a Javier Leyva de agredir a quien fuera su pareja por dos años y medio Giovanna Chávez Acevedo, tuvo hoy su primera audiencia en punto de las 14 horas. El imputado trabaja hasta el momento como secretario de Estudio y Cuenta de la Quinta Sala Penal del Poder Judicial del Estado, irónicamente defendía casos de agresiones en contra de las mujeres y feminicidios. En punto de las 13 horas se dieron cita ambas partes con su respectivo cuerpo de abogados para la audiencia que se realizó en la sala número tres del Centro de Justicia Penal de La Pila.

El padre de Giovanna, Oscar Chávez Martínez transmitía fortaleza y seguridad a los hermanos y madre de la víctima que se sentían nerviosos y con cierta molestia al ver a quien fuera su agresor durante mucho tiempo, fue el mismo Oscar Chávez quien en primera instancia se acercó para platicar de cerca con Quadratín, comentó que “hoy por fin nos toca presentarnos en la sala de audiencias número tres y estamos apoyando a mi hija esperando que se haga justicia como todavía creo que existe aquí en nuestro San Luis Potosí”.

Con cierta confianza en el rostro, el padre de Gio nos dijo que hubo ciertas irregularidades durante el proceso previo a la audiencia, “no se mucho de cuestiones legales, pero por lo poco que sé y entiendo, me queda claro que hubo muchas irregularidades desde la integración de la carpeta, así como la rápida judicialización del caso, ahorita en la audiencia se dirá cuando a mi hija le toque hacer uso de la palabra”. Las mencionadas anomalías que se presentaron en el proceso, Oscar Chávez se las reservo como medida y recomendación de los abogados para no entorpecer el proceso que apenas está por comenzar.

La esperanza de un resultado favorable para ellos está presente, pero al realizarle el cuestionamiento de la posibilidad de que resulte lo contrario, respondió que se apelaría el fallo a favor de Javier Leyva, “al principio de todo esto aún se mantuvo cierto contacto con él y su familia, pero hubo ciertos ataques por este medio de su parte, donde trataron de desvirtuar todo lo que mi hija y mi esposa comparten. Nosotros tenemos con qué sustentar todos sus ataques, cualquier prueba que el pudiera presentar no justifica su actuar violento, ha sido un desgaste físico y emocional y verla en esta situación penosa, lo digo así porque está expuesta a señalamientos, críticas y un montón de cosas, pero hay que alzar la voz y no quedarnos callados para que todo esto deje de ocurrir”.

Luego de hablar con el padre de Gio, nos dispusimos a entrevistar al presunto agresor y quien funge según lo informado hasta el momento como trabajador del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Javier Leyva, quien rodeado de abogados solamente nos dijo: “muchas gracias no estoy interesado en hablar”, acto seguido, sus abogados lo rodearon y él se dispuso a llamar por teléfono, el presunto culpable de violencia familiar ha sido defendido por autoridades del Poder Judicial como el propio Juan Paulo Almazán Cue, quien incluso señaló las acusaciones como un tema personal y no legal, trabajando todavía para la justicia, e incluso cuando salió a la luz pública este hecho, le otorgaron vacaciones para evitar los cuestionamientos de la prensa.

Finalmente y por cuestiones legales, minutos antes de ingresar a la audiencia donde ambas partes tendrían que verse nuevamente, Giovanna nos concedió la entrevista esperada, con un nerviosismo que era evidente, pero a la vez llena de valor y confianza, comentó: “me siento nerviosa, pero a la vez tranquila, espero que el juez juzgue con perspectiva de género, espero que todo salga favorable, que las pruebas se desahoguen de la mejor manera posible, que se lleve un proceso tranquilo en la justa medida, confió realmente en la justicia y que se apegue al debido proceso”.

La joven detalló el gran desgaste emocional que le ha tocado sobrellevar desde el 9 de abril pasado, día en que finalmente dio por terminada la relación e interpuso la demanda bajo el expediente CDI/FGE/D01/10312/19, en la Unidad de Atención Temprana para la Mujer de la Fiscalía General del Estado, “el desgaste emocional ha sido demasiado, pero con el apoyo de mi familia, amigos y abogados espero que todo salga a mi favor”.

En los días próximos este caso dará más de que hablar, con las comparecencias y pruebas presentadas en el mencionado juzgado.