SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 31 de julio de 2020.- Con una inversión de 11 millones y medio de pesos comenzó la construcción del Centro Estatal de Identificación Forense y de Búsqueda, lugar que servirá para reconocer los cuerpos de personas desaparecidas y poder ser entregados a sus familiares. Este centro fue creado con fondos federales y gestionado por el Gobierno del Estado, en su momento fue una petición que realizó la Comisión Estatal de Búsqueda de la Fiscalía General del Estado (FGE) y colectivos de búsqueda de personas.

El lugar será un edificio de dos plantas situado en el bulevar Antonio Rocha Cordero dentro del complejo donde se encuentra el Centro de Coordinación, Comando, Comunicación, Cómputo, Información e Inteligencia (C5i2), el lugar contará con sala de usos comunes, laboratorios de peritaje, genéticos, antropología forense y espacios que permitirán dar con la identidad de los cuerpos que sean trasladados.

En su intervención el gobernador del Estado Juan Manuel Carreras López mencionó que este proyecto concretó una serie de solicitudes de familiares que llevan años buscando a sus seres queridos, el poder iniciar con la construcción del mismo permitirá ir sanando las heridas que actos como la desaparición forzada deja en la sociedad, también indicó que con esto San Luis Potosí pone el ejemplo a nivel nacional de cómo deben trabajarse estos temas de carácter social ya que en el país solamente se contaba con centros de este tipo de nivel regional, lo que de ahora en adelante facilitará los traslados de restos humanos o cuerpos enteros, algo que anteriormente se hacía hasta el estado de Chihuahua.

Por su parte, la comisionada nacional de búsqueda Kaela Irasema Quintana, agradeció el esfuerzo tanto del Gobierno del Estado como de quienes impulsaron el proyecto, así como de quienes de primera mano viven la problemática de no saber dónde se encuentran sus seres queridos o por qué de un momento a otro se los llevaron. Añadió que regresará en enero de 2021 cuando finalice la obra del edificio, dejando claro que no será la inauguración, ya que ésta será cuando se identifique a la primera persona y sea entregada a su familia.