VILLA DE REYES, SLP., 28 de marzo de 2019.- Una humilde familia de la cabecera municipal denunció de manera pública que el pasado 16 de marzo, Javier Solís Ávalos, apodado “El Toro”, hermano del exalcalde priista, Juan Gabriel Solís Ávalos, violó a una menor de 13 años con retraso mental de nacimiento.

La madre de la víctima narro que los hechos ocurrieron cuando la menor se dirigió a la casa de una amiga, donde luego de jugar varias horas, cansadas, ambas se recostaron en la cama en una de las habitaciones de la vivienda, a la que “El Toro” entró.

Primero se dirigió a la amiga, quien luego de algunos minutos salió corriendo del cuarto y enseguida el sujeto se aproximó a “Fanny” –nombre ficticio para proteger su identidad-, a quien le hizo tocamientos mientras dormitaba.

Luego de varios minutos, “Fanny” despertó repentinamente, alejándose del sujeto, quien la alcanzo en otra habitación de la casa donde la violó.
“En el otro cuarto, acostada en la cama, me alcanzó, me volvió a tocar en todo el cuerpo, después se subió de mí”, expresó “Fanny” entre sollozos, mientras su familia, escuchaba de nueva cuenta el viacrucis que pasó la menor al ser ultrajada.

Su hermana, Guadalupe –nombre ficticio para proteger su identidad- señaló que luego de enterarse de los hechos, se trasladó a la casa de sus padres, pues ella vive en Monterrey, Nuevo León, para apoyar a su familia, pues su mamá también padece un ligero retraso mental.

No obstante, está consciente del hecho que ha dejado marcada la vida de la menor de sus hijas, a pesar de ello, declaró la intención de llegar hasta las últimas consecuencias para que se castigue al responsable.

En un documento mostrado por la familia de la víctima a Quadratín San Luis Potosí, expedido por los Servicios Salud de San Luis Potosí, a través del Hospital del Niño y la Mujer, establece que a la menor, el pasado 18 de marzo, se le practicaron exámenes para determinar la presunta violación de la que fue víctima, así como otras valoraciones médicas para descartar enfermedades de transmisión sexual.

Asimismo, se le recetó la pastilla del día después para evitar que “Fanny” quede embarazada, así como también, debe llevar un tratamiento médico a base de 600 mg de Efavirenz, 200 mg de Emtricitabina y 300mg Tenofovir fórmula que se utiliza para un tratamiento retro antiviral y que evita que el código genético del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) se inserte dentro del código genético del ADN.

La familia refirió que una abogada identificada como Claudia Isabel Hernández, acudió al domicilio de “Fanny”, acompañada de algunos elementos ministeriales, quienes aparentemente iniciaron una investigación, pero hasta el momento se desconoce quién era en realidad, pues no han recibido orientación legal, por lo que será el próximo viernes, cuando acudan a la capital del estado, pues no saben si ya existe una investigación oficiosa por lo ocurrido.

En tanto, el supuesto agresor ronda la casa de la familia, lo que ellos presumen lo hace para hostigarlos y amedrentarlos.

Incluso, el acusado, ya sostuvo un acercamiento en la calle con la madre de la víctima para llegar a un acuerdo económico a manera de reparación del daño y así evitar cualquier acción penal en su contra, pero ella es tajante con su dicho: la seguridad y bienestar de su hija, no se vende.