SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 29 de octubre 2020.- Integrantes del Consejo de la Cámara Mexicana de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) y el secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, acordaron que las autoridades competentes puedan endurecer las sanciones para quienes no respeten el horario, protocolos sanitarios y que abusen en la venta de bebidas alcohólicas.

En la reunión estuvo presente personal del Ayuntamiento capitalino; el director de Gobernación, Roberto González Rubio y personal de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), para analizar la forma en que funcionarán con el semáforo naranja.

El presidente de Canirac, Juan Carlos Banda Calderón, indicó que aplicarán multas o clausuras a quienes no acaten esos acuerdos por la contingencia sanitaria.

«La cantidad de las multas serán determinadas por Gobernación y el Ayuntamiento, debido a que esta situación es atípica por el coronavirus», afirmó. 

Señaló que una de las medidas será que solamente podrán funcionar hasta las 10 de la noche, y que esas medidas son con la finalidad de poder contener esa alza en el número de contagios detectados en las últimas dos semanas.

El objetivo principal es salvaguardar la salud de los comensales y colaboradores de los restaurantes.

Banda mencionó que las autoridades permanecerán pendientes de los restaurantes que operan con licencia de restaurante-bar, y que abusan en la venta de bebidas embriagantes.

Exhortó a los restauranteros a que la actividad principal de sus establecimientos, sea la venta de alimentos acompañados de alguna bebida, «y no que su giro principal sea la venta de bebidas alcohólicas, ya que hoy en día lo que necesitamos es cuidar la salud».