SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 3 de noviembre de 2019.- Las redes sociales Facebook, Instagram, YouTube y Twitter, por mencionar las favoritas de las personas en casi todo el mundo, han permitido desde sus inicios (año 2008), interactuar con las demás personas sobre distintos temas y hoy en día son utilizadas como principal fuente de entretenimiento, pero, ¿qué pasa con los perfiles cuando las personas mueren?

Cuando se comparte un meme o es publicado algo, no pasa por la mente la anterior pregunta y es que a la mayoría de las personas no les gusta pensar en dejar de existir, fase de la vida que es una realidad y por tal motivo es necesario conocer qué pasará con la información.

Los creadores de estas redes crearon para estos efectos una nueva función de comunicar la muerte de los dueños de los perfiles.

En Facebook e Instagram el usuario puede decidir lo que pasará con la cuenta, misma que puede transformarse en conmemorativa y para ello, requiere definir en el presente a un contacto que se encargará de gestionarla cuenta en memoria del fallecido, para lo cual tendrá acceso a una copia de todo lo que compartió en vida.

Precisamente porque nadie piensa en la muerte, muchos usuarios no toman en cuenta estas opciones ni tampoco dejan las instrucciones de lo que pasará con su perfil, por lo que la familia puede reportar el deceso en el apartado de Servicio de Ayuda y realizar la solicitud, para ello se pide una documentación. 

Otra opción es que, en caso de muerte, la cuenta sea borrada permanentemente. Para esto necesitarás un contacto de legado o alguien que demuestre que tiene acceso a todas tus cosas de manera legal.

Si no se cumplen con los requisitos legales para que la persona de legado sea la responsable de la cuenta o la cierre, permanecerá abierta.

La política de Twitter es demasiado estricta respecto a la muerte de sus usuarios, nadie puede entrar a una cuenta después de que el fundador de la misma haya fallecido. Lo único que puedes hacer es solicitar que cierren el perfil, pero solo un familiar directo del dueño puede lograrlo presentando copias de una identificación y del certificado de defunción. 

En cuanto a correos electrónicos el usuario puede configurar para que nadie obtenga esa información pero, por otro lado, puedes dejar dicho que alguien maneje tu cuenta después de tu muerte o tu familia o representante legal puede solicitar el acceso.

MÁS MUERTOS QUE VIVOS…

De acuerdo con un estudio realizado por la universidad de Oxford, para el año 2069 habrá más usuarios muertos que vivos en las redes sociales actuales.