SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 11 de febrero de 2019.- A tres días de que se desplomó la estructura de uno de los nuevos brazos que se construyen en el distribuidor vial Benito Juárez, no se ha informado oficialmente cuál fue la causa de dicho derrumbe.

Al respecto, el director de la Junta Estatal de Caminos (JEC), Marcos Rosales Vega, dijo que no se puede adelantar información a la opinión pública, hasta que la empresa constructora tenga su derecho de audiencia para explicar las causas del incidente.

No obstante, el funcionario estatal aseguró que la obra está garantizada y que desde el sábado se retomaron los trabajos de construcción.

“Queremos ser claros, no fue la obra la que se cayó, fue un solo elemento el que falló y la obra está garantizada; lo que ocurrió fue algo fortuito”, manifestó Rosales Vega, aun cuando él mismo dijo que aún no concluye el proceso de revisión del derrumbe.