SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 21 de febrero 2020.- El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Jorge Andrés López Espinoza aplaudió que desde el Gobierno Federal se haya implementado un nuevo protocolo para la prevención, atención y sanción del hostigamiento y acoso sexual en el país, que entró en vigor el pasado martes.

Indicó que este esfuerzo es un paso importante en el combate a estas conductas que agravian al sexo femenino, por ello es plausible su implementación, pero reconoció que en San Luis Potosí también se hacen esfuerzos como la Alerta de Género en seis municipios y la iniciativa de Puerta Violeta en el ayuntamiento capitalino, modelo que ha dado resultado a nivel internacional.

“Todo esfuerzo del gobierno federal, estatal y los municipales en tema de prevención de la violencia en contra de las mujeres es plausible”, declaró.

En cuanto a la declaratoria de violencia de género en la entidad, López Espinosa dijo que es “una de las partes más importantes es la prevención y las medidas de seguridad en favor de las mujeres que desde luego obedecen también a la generación de protocolos y de atención a usuarias que han resentido algún tipo de violencia”.

Por eso, añadió, “hoy trabajan los centros de justicia para las mujeres de manera coordinada con la vicefiscalía especializada en la materia, y creemos que el modelo de Puerta Violeta, que además está probado a nivel internacional, tendría que implementarse en los demás municipios”.

En cuanto al registro que se tiene de agresiones de tipo sexual y de violencia en contra de las mujeres, el ombudsperson explicó que las denuncias son interpuestas directamente en la fiscalía especializada y que este tipo de situaciones han aumentado, al igual que los feminicidios.

“Sin duda tenemos en San Luis muy visibilizado este tipo de denuncias que no pasan tanto por el tema de nuestra comisión sino más bien de las víctimas que acuden directamente a la Vicefiscalía”, indicó.

Por último, el titular de la CEDH dijo que hasta el momento no se tienen quejas de hostigamiento o acoso sexual de parte de algún funcionario público contra alguna mujer, pero no descartó que sucedan.