SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 10 de marzo de 2019.- Una audiencia intermedia por lesiones calificadas en contra de un sujeto que permanece en cárcel preventiva, tras presuntamente haber dejado parapléjico a otro hombre, tuvo que ser diferida pues la defensa legal particular abandonó el caso sin hacerlo de conocimiento al Juez de Control.

De acuerdo a lo referido en la sala de juicios orales, al imputado se le designó un representante legal de oficio, quien aludió no estar preparado para llevar el caso, pues apenas minutos antes, se le había provisto del expediente y no contaba con los argumentos legales necesarios para la defensa del indiciado, al no existir condiciones para equilibrar los argumentos con la parte acusatoria.

Asimismo, se hizo de conocimiento al Juez de Control, que la presunta víctima, no acudió a la audiencia, dadas sus condiciones de salud, el cual, nombró como tutor y representante a su madre, quien tampoco acudió.

En este sentido, el abogado particular de la parte acusadora refirió que ello se debió a que la madre realiza diversas actividades las cuales le impidieron acudir a la audiencia en representación de su hijo.

Por ello, se tomó la decisión por parte del Juez de diferir la audiencia, que fue reprogramada para el mes de mayo.