SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 11 de marzo de 2019.- Este lunes se cumple un año de que la menor de 16 años, Odalis Anahí Hipólito Jiménez, fue hallada sin vida en, en las inmediaciones del Museo del Ferrocarril. En la madrugada del 11 de marzo de 2018, elementos de la Fuerza Metropolitana Estatal atendieron un reporte sobre el hallazgo de una joven suspendida de una de las rejas de la zona de transferencia de transporte público.

Las primeras declaraciones de las autoridades fue que según los elementos de la investigación los indicios apuntaban que la joven se había suicidado; el Fiscal General del Estado Federico Garza Herrera, señaló que a pesar del supuesto suicidio el caso había sido atendido bajo los protocolos de feminicidio.

El acta de defunción señala como causa de muerte asfixia por ahorcamiento a las 2 de la mañana del domingo 11 de marzo de 2018.

Después de cuatro días y al no obtener el esclarecimiento de la muerte de Odalis, el 15 de marzo, familiares y conocidos de la menor marcharon por la ciudad para exigir transparencia en la investigación.

El 20 de marzo la hoy Fiscalìa , informó que las posibles causas de la muerte de Odalis, fueron depresión y el consumo de sustancias tóxicas.

Después de morir cada mes sus familiares acuden al lugar donde fue localizada, al principio colocaban flores y cartulinas con mensajes en los que expresaban el dolor que causo su deceso, algunos de los mensajes exigían justicia y otros mostraban fotografías de Odalis en las distintas etapas de su vida.

Después los familiares ubicaron lonas con fotos de Odalis, algunas de ellas en su fiesta de 15 años y estas iban acompañadas de oraciones religiosas.

El 26 de noviembre de 2018, el recuerdo de Odalis encabezó una marcha feminista realizada en la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer; luego de recorrer y protestar frente a instituciones públicas, el grupo de mujeres concluyó en el edificio de la FGE, donde la tía de Odalis tomó la palabra para expresar: “¡Queremos justicia para Odalis!”.

Según la versión la señora María de Jesús Hipólito González, tía paterna de Odalis aseguró que el número de teléfono, del cual su sobrina le llamo, pertenece a la madre de quien fue novio de la joven. La mamá y el joven declararon que la última vez que la vieron fue esa noche cuando la menor abordó un taxi, sin embargo, fue “de ese mismo número de donde nos dieron la noticia que mi niña estaba muerta y eso es lo que no nos explicamos y es lo que queremos que esclarezcan”.

Después de esta declaración el Fiscal, Federico Garza Herrera, señaló que el caso podría ser reabierto, si es que familia de Odalis cuenta con asesores que puedan aportar pruebas de que el trabajo del ministerio público, no derivó en un esclarecimiento objetivo de la muerte de la menor.

Al décimo mes de su muerte, María de Jesús Hipólito González, tía de Odalis informó que los padres de la menor dejaron de insistir en la Fiscalía General del Estado en demanda del esclarecimiento del caso por la falta de interés de la dependencia.