SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 24 de diciembre 2021.-  Un hombre, Anthony Collins, 54 años, fue sentenciado a dos años de prisión, luego de que enviara un paquete a las fabricas de vacunas contra Covid 19 en Reino Unido, el cual contenía una bomba falsa, cabe mencionar que también hizo llegar lo mismo a un laboratorio de Wuhan, China.

Aproximadamente 120 personas tuvieron que ser desalojadas en enero de una planta en Gales que producía la vacuna de Oxford-AstraZeneca contra el COVID-19.

Ante la amenaza del paquete, la unidad de manejo de bombas del ejército británico acudió al sitio y se suspendió la producción de las vacunas, pero los expertos no hallaron explosivos en el paquete y el lote de vacunas salió intacto.

La abogada del acusado, alegó desorden de personalidad y explicó que llevaba mucho tiempo obsesionado con el envío de cartas y paquetes.

Sin embargo, un inspector local, Adam Marshall, dijo que Collins estaba totalmente consciente del impacto que tendrían sus acciones y buscó impedir el despliegue de las vacunas cuando el programa estaba en sus primeras etapas.

Cuando fue arrestado, Collins dijo a la policía que el paquete tenía una calculadora, un guante para jardinería, cuatro baterías y otros artículos, con el objetivo de ayudar a los científicos y al gobierno a lidiar con el Covid 19.