SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 11 de julio de 2019.- El fiscal general Federico Garza Herrera, afirmó que las primeras pruebas de la necropsia del cuerpo localizado en la carretera libre a Rioverde coinciden con el policía desaparecido Armando García Hernández, sin embargo, aún falta una prueba de ADN para concluir las investigaciones.

Señaló que se lleva a cabo una prueba de ADN para demostrar científicamente si el cuerpo corresponde al cuerpo de esta persona desaparecida desde hace una semana.

«En la necropsia, se establece traumatismo craneoencefálico derivado de un proyectil de arma de fuego, hicimos unas muestras del dedo índice de la mano izquierdo y la huella dactilar es coincidente con la identidad del policía», reveló.