CIUDAD DE MÉXICO, 2 de diciembre de 2019.- “Estamos contentos de que no nos dieron atole con el dedo”, expresó Adrián LeBarón al salir de la reunión que sostuvieron la familia con el presidente Andrés Manuel López Obrador en el Palacio Nacional.

Un día después de que la Fiscalía General de la República (FGR) informó sobre la detención de tres presuntos implicados en el ataque ocurrido en Sonora, salió satisfecho y adelantó que volverán a reunirse en un mes.

“Para mi es suficiente, yo sé que esto tarda, así es nuestro México y estamos dispuestos a esperarlo, vamos a estar en comunicación con él”, indicó al referir que estarán atendiendo desde su rancho.

Más información en Quadratín México