SAN LUIS POTOSI, SLP., 11 de julio 2019.- El Hospital Central Ignacio Morones Prieto cuenta con una Unidad de Cuidados Paliativos con un equipo interdisciplinario que da a los pacientes con enfermedades terminales, una verdadera calidad de vida durante sus últimos días, informó su coordinadora María Silvia Cruz Rodríguez.

La doctora dijo que es una práctica que el Senado de la República aprobó hace algunos días para todo el país, pero en San Luis Potosí está vigente desde hace tiempo.

«Para los pacientes que desafortunadamente se encuentran en una etapa terminal, lo que nosotros hacemos es darles cuidados paliativos, para que tengan una calidad y vida digna los días que les restan”, indicó en entrevista.

Añadió que mantienen un diálogo en equipo, tanto la enfermera, la psicóloga y ella como doctora.

“Lo hacemos no solo con el paciente sino también con la familia, los orientamos para que la persona enferma diga cuáles son sus últimas decisiones: si quiere estar en el hospital o en su casa; si quiere tratamientos o medicamentos solo para su confort, es decir una verdadera calidad y vida digna», dijo Cruz Rodríguez.

Agregó que la muerte digna es un derecho que todos tienen, se debe formalizar mediante un documento notariado, pero pocos potosinos conocen que tienen este derecho, vigente desde 2009 en San Luis.

«No es común que tengamos pacientes que lleguen con el documento y esto se debe a que no conocen esta ley. No sólo es para pacientes en etapa terminal, puede ser para cualquier persona”, aclaró.

A una década de distancia, “solamente hemos tenido dos o tres pacientes que llegan con su documento notariado en donde nos dicen que ya no quieren seguir su tratamiento y sólo buscan calidad de vida», finalizó la doctora Silvia Cruz.