SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 27 de agosto de 2019.- Los recortes presupuestales y la eliminación de programas sociales que ejecutó el Gobierno Federal, dejaron sin apoyo a 30 niños potosinos que quedaron huérfanos a causa de que sus madres sufrieron el delito de feminicidio.

El titular del Comisión Ejecutiva Estatal de Víctimas (Ceeav), Jorge Vega Arroyo celebró que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador haya anunciado la revisión de los apoyos que se otorgaban a quienes son afectados por diversos delitos.

Detalló que tras suspender el Seguro de Vida para Jefas de familia, 30 menores de edad dejaron de recibir entre 330 pesos hasta los dos mil 40 pesos mensuales de parte de la Federación. El Estado apoya a los menores con otros recursos, indicó.

Vega informó que al momento, la Ceeav trabaja y da seguimiento a 69 menores de edad que quedaron en el desamparo como víctimas indirectas por feminicidio de finales de 2015 a la fecha. Poco menos de la mitad estaban dentro del programa cancelado por el gobierno de López Obrador.

“A través de recursos federales se estaban apoyando 30 casos de personas menores de edad, desde luego que de alguna manera les repercute y les afecta, puesto que la Ceeav ha estado apoyando estos casos”, refirió.

Espera que en breve, la Federación reestablezca el apoyo para éste y otros rubros vulnerables del país. En San Luis Potosí, se tienen documentados 69 niños huérfanos por feminicidio, principalmente en la capital potosina, Soledad de Graciano Sánchez, Ciudad Valles y Guadalcázar.

“En realidad se suspendieron y en promedio son apoyos mensuales que van de los 330 a los dos mil 40 pesos mensuales. Nosotros hemos tramitado ante la Secretaría de Bienestar, pero están suspendidos por el momento, qué bueno que el Gobierno Federal haya dicho que se van a revisar y que nosotros hemos acreditado la necesidad de ese apoyo, porque se requiere”, finalizó.